fbpx

San Francisco de Peleusí de Azoguez, capital de la provincia de Cañar, tiene una intensa vida diocesana. Conversamos con el Ing. Germán Bonete, administrador económico de la Diócesis de Azogues durante los últimos 8 años; él nos ha contado cómo va caminando su Diócesis.

El trabajo más fuerte se desarrolla mediante las Cáritas Parroquiales; cada párroco se encarga de apoyar a las personas adultas mayores en cada una de las festividades importantes, como el Día de la Madre, del Padre, de los Difuntos o el reciente Día de la Mujer. Pero además, cada 15 días, en cada Parroquia, siempre hay alegría y apoyo a estas personas mayores.

El encuentro con la gente que requiere apoyo y compañía es más fuerte en la Catedral, en donde se congregan quincenalmente más de 150 personas. En este tiempo de Cuaresma, y ante la llegada de la Semana Santa, es la fanesca el principal objetivo. De ella se servirán más de 200 personas mayores, para celebrar en compañía esta devota festividad. La fanesca compartida está tan institucionalizada en Azogues, que cada parroquia tiene fondos destinados para este fin.

En el cantón de La Troncal, la Pastoral de la Mujer está a cargo del promotor diocesano José Mendoza, quien durante muchos años ha venido organizando la labor pastoral, liderando el trabajo de más de 30 organizaciones, en las que también participan activamente muchos hombres. Además, José ayuda a las comunidades cuando necesitan hacer gestiones públicas y trámites legales.

En Azogues, cada párroco organiza, una vez a la semana, la visita a los enfermos, dándoles la comunión y el aliento para que, con la ayuda de la Oración, recuperen pronto la salud.

La labor en Movilidad Humana (MH) ha mermado mucho, ya que el Ministerio del ramo se ha ocupado de atender a quienes requieren ayuda en este campo, pero fue muy positiva la labor que en favor de las personas en MH han desarrollado los sacerdotes  Ángel Castillo y Felipe Montero.

El P. Libeto, de la Comunidad Franciscana, sigue trabajando con las personas privadas de su libertad. A pesar de su edad, no quiere dejar esta labor, pues el Padre sabe bien que los reclusos necesitan del consuelo que él les da.

Antes del Miércoles de Ceniza, en cada parroquia de Azogues se celebra el Jubileo, y durante 40 horas se rinde respetuoso tributo al Santísimo; esta veneración arrancó en enero y terminó con una copiosa participación de las y los fieles.

El P. Libeto es un franciscano que, a pesar de su avanzada edad, no deja de visitar constantemente a las personas que han sido privadas de su libertad. Él no quiere detener su labor, que ha ejercido por muchos años, porque sabe el consuelo y el apoyo que reciben sus visitados.

Por último, en el Asilo de ancianos, el movimiento cristiano Renovación Carismática lleva adelante un generoso trabajo. Agradecemos al Ing. Germán Bonete, quien nos ha permitido conocer el caminar de la Diócesis de Azogues. Seguiremos pendientes de las acciones pastorales y litúrgicas que se cumplan en esta Diócesis. Deseamos a todas y todos los que trabajan en Azogues que su labor siga adelante, llevando el cariño y el aliento a quienes más lo requieren.

CategoryDiócesis
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: