El 29 de mayo anterior, toda Macas y muchas personas más de la provincia de Morona Santiago se hicieron presentes en el homenaje que la Municipalidad del cantón Morona brindó a Mons. Pedro Gabriel Gabrielli, salesiano que, desde sacerdote a Obispo, ha servido a esta comunidad oriental. Se reconoce así su labor pastoral y su ejemplo de entrega. Al homenaje concurrieron todas las autoridades de la provincia.  

“Salvado de las aguas” se autodenomina este italiano que llegó a Ecuador hace ya muchos años. Salvado de las aguas porque estuvo a punto de morir ahogado cuando su canoa naufragó en el río San José de Morona, muy cerca de la frontera con Perú. Una mano amiga, de un indígena de apellido Matute, lo regresó a la vida para seguir sirviendo. El video de su accidente está subido en Yuotube.

Todas las personas con las que halamos y han tenido el gusto de conocer al hoy Obispo Emérito Gabrielli, coinciden en su gran sencillez y en su ejemplo de trabajo incansable. Esta razón basta para haber llenado la Municipalidad y, de pie, dar gracias a este hombre ejemplar. Cuando por razones de salud tuvo que dejar su liderazgo como Obispo, decidió quedarse en el Oriente, en esa Amazonía que lo ha visto multiplicarse en acciones pastorales que hoy nos dejan claro qué es una Iglesia en salida.

Su apego y compromiso con la comunidad Shuar de la provincia sigue en marcha, con más alegría que nunca, aunque su salud no le ayude a servir más a su pueblo. Hoy, Mons. Gabrielli sigue su labor en la parroquia de San José de Morona. Es por este tipo de acciones, sencillas y modestas, que la gente quiere tanto a Mons. Gabrielli. Por ser así, tan sencillo y trabajador, el teatro municipal estuvo totalmente colmado y al acto asistieron autoridades del gobierno, el ejército, la policía, escuelas, colegios en, fin, todas las personas que con inmensa gratitud quisieron darle alegría a Mons.  ese día.

Desde una pequeña colina en la que está edificada la Catedral de la Virgen Purísima de Macas, puede verse el territorio oriental, habitado por comunidades Shuar y colonos de todo el país. Desde la paz que se siente en esa colina se divisa la ciudad de Macas, como alejada del mundanal ruido. Es en estos territorios en donde la Iglesia, con sus misioneros y misioneras, predican la alegría del Evangelio.

Así lo hizo Mons. Gabrielli, así lo sigue haciendo él, a pesar de sus problemas de salud. Siempre alegre, siempre sencillo, echando para adelante, montándose en frágiles canoas por varias horas, va recorriendo comunidades indígenas a las orillas de los ríos que tributan al gran Amazonas.

Por eso llena de satisfacción el poder ver a toda una provincia que agradece y reconoce la labor de la Iglesia, el trabajo abnegado y ejemplar de uno de sus buenos hijos. Doña Emma Ribaeneira, quien desde hace muchos años ha estado al lado de Mons. Gabrielli, dice con sincera emoción que la labor cumplida por el Obispo Emérito salesiano cambió para siempre la vida en toda la provincia oriental y, sobre todo, la fe y la acción social en Macas.

Monseñor Gabrielli, gracias por su entrega y por su ejemplo. Pedimos al Señor que vele por su salud. Que Dios se lo pague, querido amigo, hermano y maestro.

Foto: es.wikipedia.org

 

  1. 07/06/2015

    dfgadsgdafdsfsdaf

  2. Pude conocer a Monseñor Gabriela en la época del colegio. Cuando estuve en sexto curso del colegio Técnico Salesiano en Cuenca, Monseñor (que en ese momento era sacerdote), nos habló de las misiones con los Achuar. En esa época nos pedía que le llamáramos “Padre Mitayo” porque él quería reivindicar a los pueblos y nacionalidades que fueron esclavizados bajo esa imagen tan oproviosa; muchos años después, cuando él ya estaba nombrado como Obispo de Macas, pude visitarle en el Santuario de la Purísima de Macas y con un fuerte abrazo le pregunté si ya había dejado de ser el “Padre Mitayo” y me dijo que ahora debíamos llamarle con mucho respeto “Monseñor Mitayo”…. Gracias querido amigo por esa vida entregada a los más necesitados de nuestro país.

  3. Mil disculpas por mi corrector de texto que ecribió mal el apellido de Monseñor Gabrielli….

Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: