«Escuchar con los oídos del corazón», es el mensaje que designa el Papa Francisco para celebrar la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales y lo hizo el pasado domingo de 29 de mayo, Solemnidad de la Ascensión del señor. Para los católicos, la solemnidad de la Ascensión da un marco: los discípulos ven subir al Señor al cielo y comienza una nueva etapa en la cual no será evidente a los ojos humanos la presencia de Aquel a quien deben anunciar. Entonces sus gestos, palabras, silencios y expresiones serán las que hablen de quien murió y resucitó.

La primera escucha que hay que redescubrir cuando se busca una comunicación verdadera es la escucha de sí mismo, de las propias exigencias más verdaderas, aquellas que están inscritas en lo íntimo de toda persona. Y no podemos sino escuchar lo que nos hace únicos en la creación: el deseo de estar en relación con los otros y con el Otro. No estamos hechos para vivir como átomos, sino juntos.

La capacidad de escuchar a la sociedad es sumamente preciosa en este tiempo herido por la larga pandemia. Mucha desconfianza acumulada precedentemente hacia la “información oficial” ha causado una “infodemia”, dentro de la cual es cada vez más difícil hacer creíble y transparente el mundo de la información. Es preciso disponer el oído y escuchar en profundidad, especialmente el malestar social acrecentado por la disminución o el cese de muchas actividades económicas.

Hace poco ha comenzado un proceso sinodal. Oremos para que sea una gran ocasión de escucha recíproca. La comunión no es el resultado de estrategias y programas, sino que se edifica en la escucha recíproca entre hermanos y hermanas. Como en un coro, la unidad no requiere uniformidad, monotonía, sino pluralidad y variedad de voces, polifonía. Al mismo tiempo, cada voz del coro canta escuchando las otras voces y en relación a la armonía del conjunto. Esta armonía ha sido ideada por el compositor, pero su realización depende de la sinfonía de todas y cada una de las voces.

Descarga aquí el documento completo

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: