Apoyados por las empresas Nivea y Fybeca, además de un sinnúmero de personas que se sumaron a la campaña Que nadie se quede atrás, más de 4 mil familias afectadas por la pandemia recibieron ayuda humanitaria a finales del mes de diciembre de 2020.

La creación del Banco de Alimentos de la Diócesis de Azogues tiene el objetivo de apoyar a las familias más necesitadas de la provincia del Cañar.

Síguenos en: