Apoyados por las empresas Nivea y Fybeca, además de un sinnúmero de personas que se sumaron a la campaña Que nadie se quede atrás, más de 4 mil familias afectadas por la pandemia recibieron ayuda humanitaria a finales del mes de diciembre de 2020.

Durante los meses de julio y agosto de 2020, la empresa Beiersdorf a través de su marca Nivea y Farmacias FYBECA, se unieron a favor de Cáritas mediante la campaña Es momento de cuidarnos y ayudar. El objetivo de esta campaña fue contribuir con ayuda humanitaria a las familias que han sido afectadas por la pandemia de la covid-19 y que son acompañadas por Cáritas Ecuador. Durante los dos meses se recaudó $0,50 centavos por cada producto vendido de la marca NIVEA y NIVEA MEN en las farmacias FYBECA a nivel nacional. Se recaudaron 17.428,50 dólares.

A los recursos donados por estas empresas, se sumaron 7.571,50 dólares obtenidos gracias al apoyo de varias personas que realizaron su donación a través del sitio web de Cáritas Ecuador, además de un grupo de ecuatorianos residentes en Japón quienes realizaron una colecta por iniciativa de Lorena Peñafiel García. Con esto lograron enviar a nuestro país recursos que contribuyeron a recaudar 25 mil dólares en total, los mismos que se distribuyeron en cinco mil dólares en cinco microproyectos de ayuda humanitaria.

Las familias beneficiarias pertenecen a las siguientes provincias: Napo, Loja, Santo Domingo de los Tsachilas, Cañar y Ambato.

Gracias a estos gestos solidarios pudimos llegar a más de 4000 personas. Es así que:

  • En Ambato se brindó atención médica, pruebas de laboratorio y desparasitación, y la entrega de kits de alimentos a 100 familias recicladoras.
  • En Santo Domingo de los Tsachilas se brindó apoyo al comedor comunitario San Oscar Romero, se compró insumos alimenticios como: cárnicos, arroz, azúcar, lentejas, sal, etc. El comedor alimenta actualmente a 110 personas diariamente.
  • En Cañar se apoyó en la implementación de un banco de alimentos en beneficio de la población que vive en condiciones de extrema pobreza, 100 familias fueron beneficiadas con la dotación de alimentos, además se compro insumos para la apertura del banco de alimentos.
  • En la provincia de Loja se logró llegar a 300 familias con kits de alimentos e insumos de higiene.
  • Y finalmente en Napo, donde se llego a 540 familias con kits de alimentos e insumos de higiene.

Uno de los 5 micro proyectos, hizo realidad una aspiración que por mucho tiempo estuvo rezagada y es la creación del Banco de Alimentos, con el que ahora cuenta la Diócesis de Azogues. El padre Fausto Jiménez, director de Cáritas Azogues, agradeció a Cáritas Ecuador y a las empresas Nivea y Fybeca por hacer realidad el proyecto del banco de alimentos y sembrar la semilla que dará inicio a esta gran labor que beneficiará a los grupos más vulnerables de la provincia de Cañar.

Mejorar la calidad de vida de las familias recicladoras del Cantón Ambato es otro de los objetivos del micro proyecto que desarrolla Cáritas Ambato, y que hasta el momento 100 familias recicladoras se han beneficiado con campañas de salud y alimentación. Las campañas de salud que se ha desplegado para las familias recicladoras consisten en: desparasitación, chequeo médico y exámenes de laboratorio, así como también se ha llegado con raciones alimenticias, señaló el padre  Mauro Cuevas, director de Cáritas Ambato.

Mientras que los micro proyectos que se desarrollan en Santo Domingo de los Tsáchilas, Napo y Loja beneficiaron con ayuda humanitaria a familias en situación de riesgo, el comedor San Oscar Romero, en Santo Domingo de los Tsáchilas, mejoró las condiciones del espacio físico e insumos alimenticios, donde de lunes a viernes se ofrece almuerzos a 110 personas en situación de movilidad humana, así como a ciudadanos ecuatorianos en condiciones de vulnerabilidad.

Acompañar a las familias más vulnerables de los diversos sectores más empobrecidos del país es la solidaria labor que realiza la Iglesia Católica a través de Cáritas. Han sido más de 10 meses de emergencia sanitaria debido a la pandemia y con la colaboración de los ecuatorianos hemos podido llegar a miles de familias en todo el país, lo continuamos haciendo, desde distintos espacios continuamos siendo la caricia de la iglesia a su pueblo, donde voluntarios, párrocos, laicos y todo el personal de Cáritas no desmayan en la búsqueda de recursos para llevar alegría a las familias que más necesitan.

Gracias a la solidaridad de las empresas NIVEA y FYBECA por confiar en la labor social que Cáritas realiza en todo el país. Sin duda es una muestra más de que los ecuatorianos somos solidarios y juntos saldremos adelante.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: