¡Gracias! de todo corazón, Padre Giorgio

Padre Giorgio Peroni.

Padre Giorgio Peroni.

(Quito, 26/05/2014) A lo largo de nueve años, usted tuvo en sus manos la dirección de Cáritas. Los sacerdotes deben tener preparada la maleta, y estar listos para andar, par ir a cumplir nuevas misiones, porque la Iglesia debe moverse. Su tiempo con nosotras y nosotros ha sido fructífero. Nunca le diremos adiós, pero siempre le agradeceremos. Todas las personas que hemos trabajado con usted, queremos darle hoy y siempre nuestras ¡Gracias!

Nuestra gratitud a usted, al jefe que supo conducirnos para ir creciendo y hacer de Cáritas una caricia real de la Madre Iglesia al pueblo ecuatoriano. Bajo su influjo próvido, Cáritas ha ido creciendo en sus Pastorales, ha ejecutado Proyectos, se va fortaleciendo en el desarrollo humano integral de quienes formamos esta gran Familia, y vamos marcando el rumbo por donde debemos ir caminando, edificando y testimoniando nuestra fe cristiana.

Le damos las gracias por su ejemplo. Usted dejó hace muchos años su Brescia alpina, para venir a Ecuador a servir a una parroquia rural, Las Pampas, en tierras de Cotopaxi. Ese salto en el tiempo y en el espacio es un ejemplo de servicio que nos comprometió más a todas y todos con la Misión de Cáritas Ecuador.

Desde su parroquia, usted nos dio olor a oveja, y animó nuestra voluntad de pastorear. Desde la humildad de la parroquia, usted trajo a Cáritas la diaria comunión de fe y la convicción de que el Reino es posible con nuestro esfuerzo. Con usted conocimos y practicamos el trabajar con las bases, desde la diócesis y la parroquia; con usted hemos aprendido a estar con el pueblo, acompañarlo, apoyarlo y camina con él.

Gracias por asumir en Cáritas la Doctrina Social de la iglesia. Gracias por su labor volcada al cumplimiento del principio de la universalidad de los bienes terrenales. Con usted hemos promovido y practicado los derechos financieros. Gracias a usted se han fundado alternativas de solución a la injusticia económica como UCADE. Su lucha por reducir la exclusión financiera y darle al capital una dimensión humana ha sido una lección que Cáritas ha aprendido y practicará porque es justa y necesaria.

A partir de ahora, no podremos contar con usted como guía, pero sí como el amigo que sabe para dónde vamos y cómo ir. Su paso por la Secretaría Ejecutiva de nuestra Pastoral será recordada por siempre, y nos motivará a seguir adelante. Usted nos ha enseñado a tenernos confianza y fe para avanzar. Las diferentes Pastorales, Programas, Proyectos y Departamentos que hoy marchan, han tenido el apoyo suyo, y esté usted seguro de que seguirán andando, ojalá cada vez más y mejor.

Como personas, le agradecemos el haber recibido siempre de usted su respeto a nuestra dignidad. Usted también ha sido bondadoso con nosotras y nosotros. Siempre hemos encontrado en usted una disposición para apoyar no solo nuestra labor sino nuestra vida cotidiana. Usted ha sido ese amigo sabio que siempre tiene una palabra de ayuda y ánimo para cuando hemos tenido momentos inciertos y difíciles.

Gracias también por ese ejemplo e servir sin ser protagonista. Su humildad y sencillez, más que rasgos de su personalidad, se convierten en referente a imitar. Otro aprendizaje que tomamos de usted: usted ha ayudado a crecer a una organización en la que cada persona ha podido dar, gracias a su respaldo. Y seguirán saliendo sus enseñanzas, porque usted es un buen maestro. El tiempo lo dirá, y nos alegra vivir el futuro, porque usted es un visionario, y ha sabido dejar aquí, en nosotras y nosotros, una huella que sabremos seguir.

A usted, P. Giorgio, nunca le diremos adiós, porque estará siempre en nuestros corazones y en nuestras conciencias. Le diremos siempre ¡Gracias! porque, como Pastor, en estos nueve años nos ha llevado por buen camino. Que Dios lo bendiga. Vaya con Dios, Hermano Mayor, y Gracias.

1 Respuesta

  1. Patricia Llaguno
    Señores Cáritas.- Mi cordial saludo, mi interés es saber dónde están ubicados en Conocoto, para dejar algo de ropa usada en buenas condiciones... si ustedes la aceptan. Admiro su labor.

Agregar comentario