Entre el 14 y el 17 de octubre se llevaron a cabo varios encuentros de capacitación en la provincia de Chimborazo. Los talleres estuvieron dirigidos a las comunidades de Tumba, Anguiñay y Chusga del cantón Riobamba, y a la comunidad de Cahuaji Alto, del Cantón Guano.

Los temas abordados en estos talleres estuvieron dirigidos a cubrir las necesidades técnicas más importantes para quienes forman parte de estas comunidades dedicadas a cultivar la tierra. Uno de los talleres fue el de Manejo y Conservación de Suelos, con prácticas para identificar si un suelo es arcilloso, arenoso o neutro, mediante la observación de su color, textura y olor.

Durante este taller se recogieron diversas muestras de tierra, y todas fueron sometidas al respectivo análisis. Mediante la utilización de agua oxigenada, se expuso una técnica para poder identificar la vida biológica de los diferentes tipos de suelo que hay en la región. Este taller hizo el trabajo práctico organizándose en grupos.

DSC01588Otro tema desarrollado durante estos talleres fue el de preparar plántulas de especies forestales. Se recogieron especias de plantas forestales que se encuentran en los territorios de las comunidades, tanto de la variedad de estaca (aliso, tilo y otras especies endémicas), como en semilla (higueron, quishuar y lupina, entre otras). Las plántulas quedaron listas en fundas, para ir formando ya un vivero familiar.

Al terminar cada taller, se realizó una evaluación de los temas tratados y se definieron los compromisos para el próximo taller, comprometiéndose los participantes a traer ingredientes para la elaboración de los abonos y los caldos minerales  (estiércol, plantas leguminosas -vicia, habas, trébol-, plantas de ortiga, leche o suero, ceniza de leña y otros productos que sirven para hacer abonos orgánicos.

Durante el segundo día de capacitación, el tema central fue la nutrición vegetal y el manejo y control de plagas y enfermedades. En la práctica. Se elaboró un abono orgánico líquido (Superbiol) y también  prepararon el caldo bordelés y el caldo sulfocalcico, que permiten eliminar las plagas y enfermedades de las plantas en forma natural. Una vez acabadas las capacitaciones, se hizo entrega a cada participante de un manual de capacitación en Agricultura Orgánica.

DSC01616Además, el proyecto va a facilitar a los participantes los insumos e ingredientes que necesiten y que no se encuentran en el medio, tales como tanque sde plástico de 60 litros, válvulas, cal, azufre, sulfato de cobre, bombas de fumigar de 20 litros y otros insumos básicos. Todo esto con el fin de seguir motivando a los participantes a que empiecen a cultivar de forma orgánica.

Como contraprestación a los insumos e ingrediente que entregue el proyecto, cada miembro de la comunidad que participa de las capacitaciones colaborará con $ 10,oo, que más adelante se invertirán en la compra de nuevos insumos, para seguir fomentando esta agricultura limpia y ecológica.En cada comunidad se trabajó una jornada de ocho horas, tiempo suficiente para abordar los temas en forma teórica y práctica. La evaluación que hicieron los participantes dejó muy satisfechos a quienes organizaron este evento: más de cien personas tuvieron una buena jornada de capacitación y fraternidad, dentro del espíritu pastoral de Cáritas.

Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: