Tala ilegal de madera amenazan nuevamente la vida de los pueblos Tagaeri y Taromenane

En las áreas de los ríos Cononaco y Curaray donde están los pueblos indígenas en aislamiento voluntario Tagaeri y Taromenane,  se detecta la presencia de campamentos de tala de madera y cacería ilegal que están siendo comercializados hacia el lado peruano de la frontera, así lo manifiesta, David Suárez, coordinador de la Fundación Labaka.

Una misión de observación conformada por la Fundación Labaka, Land is Life y Acción Ecológica, constataron el abandono de los puestos de control y vigilancia del Ministerio del Ambiente y detectaron la no presencia de vigilancia militar acantonada en esa zona para evitar el ingreso de madereros y cazadores peruanos en el territorio del Parque Nacional Yasuní,  la Zona Intangible y territorios de comunidades  indígenas kichwa del Curararay y Waorani  del Cononaco.

Alicia Caguije, dirigente de la nacionalidad Waorani, mostró su preocupación por la situación que se puede presentar como son los enfrentamientos entre las mismas comunidades, por lo que hace un llamado urgente  al estado por la ausencia de controles en la frontera sur del Yasuní.

Esta información fue proporcionada  por la misión de observación que visito la zona de los ríos Cuararay y Cononaco, mediante una rueda de prensa que se ofreció a los medios de comunicación. El informe elaborado se entregara a las autoridades del nuevo gobierno del Ecuador.

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario