El Santo Padre afirmó luego que esta Jornada “ofrecerá a cada creyente y a las comunidades una valiosa oportunidad de renovar la adhesión personal a la propia vocación de custodios de la creación, elevando a Dios una acción de gracias por la maravillosa obra que Él ha confiado a nuestro cuidado, invocando su ayuda para la protección de la creación y su misericordia por los pecados cometidos contra el mundo en el que vivimos”.

El Papa pidió en su carta que las distintas conferencias episcopales en el mundo celebren esta Jornada con diversas iniciativas en las que se involucren sacerdotes, religiosos y laicos.

Asimismo animó a que esta ocasión sea también un motivo para estrechar los lazos ecuménicos con otros creyentes en Cristo. Aquí cabe resaltar que esta actividad ya se venía celebrando en la Iglesia Ortodoxa desde hace mucho tiempo.

Fuente: aciprensa.com

Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: