Ana María Loor es la Coordinadora del Proyecto “5 panes y 2 Peces” de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE). El Proyecto nació en el 2009, se consolidó al año siguiente y, en el 2011 se realizó la primera colecta. El objetivo principal de “5 Panes y 2 Peces” es hacer conocer al laico todo el trabajo social de la Iglesia.

“La gente no conoce nuestra labor. Queremos que el laico se sienta orgulloso de pertenecer  a una Iglesia que trabaja en silencio, llevando a cabo un trabajo fecundo por los más necesitados. Queremos acercar al laico a su Iglesia para que sienta orgullo de ser católico y que se sienta administrador –no dueño– de los bienes que Dios nos da, y saber compartirlos”, nos explica Ana María.

El Proyecto se financia mediante ayudas generosas que dan los fieles. Algunas personas hacen sus donaciones mediante transferencias bancarias (on line) a la cta cte del Proyecto o débitos mensuales autorizados a favor de “5 Panes y 2 Peces”. Se reciben donaciones desde un dólar hasta la cantidad que escoja el donante. El número de la cuenta corriente del Banco del Pichincha es 34 32 39 87 04, a nombre de 5 Panes y 2 Peces o a nombre de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana.

Con los dineros recaudados se forma un pequeño fondo; parte de este dinero se utiliza para la sensibilización de laicos, misioneras/os y el clero, a quienes se les da charlas de motivación, porque la Iglesia necesita mostrar al laico su organización. La parte más importante de este dinero se destina a ayudas emergentes a la obra evangelizadora que realiza nuestra Iglesia en Ecuador.

Un ejemplo de ayuda puntal es, por ejemplo, la que recibe el Vicariato del Puyo. En este Vicariato hace misión, por más de 40 años, la Hna. María Martín, de la Congregación Dominica. Ella solicitó al Proyecto paneles solares, pues no hay luz eléctrica y se necesita conservar alimentos. Pero luego vio que era más imperante alimentar a los alumnos y alumnas del centro educativo de la comunidad de Pakayacu, en donde estudian 518 niños y jóvenes en primaria y secundaria.

“La falta de alimentos impide el asimilar conocimientos. Los estómagos vacíos no pueden aprender con la misma facilidad con que lo hacen los niños bien nutridos. Lo que llega del gobierno es poco y por eso se apoya el trabajo de la Hna. maría, enviando alimentos no perecibles; la contraparte la hacen las familias de los estudiantes, ellos se turnan por semana para preparar la comida para sus hijos y hacen mingas para recoger leña para cocinar. Cuando hay pesca, todos los estudiantes se beneficia, y si no hay pescado, les damos atún”.

“Se les lleva el alimento desde los pequeños a los grandes. A los más chicos se les da el alimento en el aula; los más grandecitos hacen fila para recibir el almuerzo. No se pierde nada, todos los alimentos llegan a los estudiantes de la unidad educativa. La gente debe saber que no tenemos dinero y todo cuesta: la lancha o la avioneta cuestan, a las y los misioneros no los transportan gratis, y esos gastos debemos cubrirlos con la generosidad de la gente”.

“Según el Derecho Canónico, los laicos deben apoyar la labor de la Iglesia, y eso es “5 panes y 2 peces”. En el Puyo apoyamos la buena labor de la Hna. María Martín, pero también apoyamos en todas las jurisdicciones, siempre que sea obra de la Iglesia y tengamos suficientes recursos, Ayudamos donde sea y por esta razón necesitamos esos granitos de arena que ponen las personas de buen corazón”.

Este proyecto agrupa las 24 jurisdicciones del país, y recibe el apoyo de todos los Obispos. “5 Panes y 2 Peces” se enmarca dentro de la corresponsabilidad con la Iglesia, un enfoque practicado ya en varios países. Por ejemplo, en EE. UU. la Iglesia se autofinancia e, inclusive, envía dinero a países de América Latina: “Es irónico que la Iglesia de EE. UU., que tiene apenas 200 años, sea autosuficiente; en cambio, nosotros tenemos más de 400 años y nos hace falta dinero, siendo que todas y todos podemos aportar. En Chile, desde 1932 las familias colaboran con un plan llamado “El 1%” y así, mensualmente, dan su aporte a la Iglesia. Esa es la corresponsabilidad” comenta Ana María.

“La corresponsabilidad hace posible la obra evangelizadora de la Iglesia, hacia adentro y hacia afuera. Al interior de la Iglesia se realizan retiros espirituales; Mons. Carlos Quintana, el Director del Proyectyo, da retiros para el clero, para que los sacerdotes se sensibilicen respecto a la corresponsabilidad. Es un camino largo, de dos vías. La gente no sabe que los sacerdotes, misioneras y misioneros no tienen sueldo y trabajan los 365 días del año y sin vacaciones, Por razones así es que promovemos la corresponsabilidad y tocamos al corazón de las y los laicos”.

“La columna vertebral de la corresponsabilidad es la teología del don: todo lo hemos recibido del Señor, completamente gratis,  razón por la cual debemos ser agradecidos y generosos: Las tres G: gratitud, gratuidad y generosidad. Dios nos da una misión, un encargo. Debemos comprender esto, lo que tenemos es don divino, y lo que somos y tenemos viene de Él.

Por lo tanto, asumamos esta realidad, y si el Señor nos ha dado todo gratis, tengamos con Él gratitud.  Debemos ser generosos porque Dios nos da en abundancia y me da a mí para que yo sea una buena administradora que comparto con los que no tienen, en este caso apoyando a la Iglesia que trabaja con misioneros en los Vicariatos. “5 Panes y 2 Peces” más que limosna, es fe y gratitud al Señor”.

La Iglesia Católica trabaja en todo el país, lo hace a través de sus señores Obispos, de los sacerdotes, religios@s y misioner@s. “5 Panes y 2 Peces” no busca limosna, sino ofrendas de gratitud al Señor”.

El día clave de la campaña es el DÍA DE LA IGLESIA CATÓLICA EN EL ECUADOR, celebración que coincide con la festividad de Cristo Rey, el último domingo del Tiempo Ordinario; en el 2015, el domingo 22 de noviembre. Ese día se realiza una colecta a nivel nacional, en todas las parroquias del país.

Seamos corresponsables, generosos y gratos con el Señor.

Ana María, gracias por informarnos más sobre este Proyecto y que el corazón generoso de las y los ecuatorianos responda positivamente al llamado que hace el Señor por intermedio de ustedes.

Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: