Renovar la Acción Social de la Iglesia es el proyecto que trabaja La Pastoral Social Cáritas Ecuador, PSCE. Este plan se desarrolla en algunos territorios del país como son: Bolívar, Chimborazo, Cotopaxi, El oro, Esmeraldas, Guayas, Loja, Los Ríos, Manabí, Morona Santiago, Napo, Santo Domingo de los Tsáchilas y Sucumbíos.

El objetivo general es promover un modelo de formación y acción que se base en el Desarrollo Humano Integral, el cual considerando las premisas éticas y sociales de la Doctrina Social de la Iglesia, renueve y enriquezca las capacidades de acompañar a las comunidades más vulnerables. Transformar las condiciones de vida de las familias a través del logro de la soberanía alimentaria, mejorar sus condiciones de salud, promover las actividades socio-productivas al fin de aumentar los ingresos, favorecer la asociación y la ciudadanía activa.

Entre las jurisdicciones donde se desarrolla este proyecto se encuentra la Pastoral Social Cáritas Latacunga. Conversamos con su coordinador el P. Manuel Safla, quien destaca que “solo el título lo dice todo, es alentador, está muy bien pensado con los mensajes del papa Francisco que siempre está mirando a un renovar a un salir hacia afuera”.

“Hoy este plan de renovar la acción social de la iglesia nos invita a que tenemos que ir mejorado la situación. Pienso que renovar implica todo: las personas,  las comunidades, su forma de vivir y su forma de pensar. Saber que la iglesia, que la comunidad, que Dios quiere una comunidad viva, sin cadenas, sin ataduras,  viviendo el mensaje alentador del señor, buscando la dignidad de las personas. Ese el proyecto de Jesús reivindicar la dignidad humana de las personas”.

replica-dhis-modulo-1

El  P. Manuel Safla, menciona que en la Diócesis “hay nuevos bríos, nuevas expectativas, estamos trabajando con las comunidades de Belisario Quevedo quienes son parte del proyecto. Es como algo nuevo, diferente, el Desarrollo Humano Integral Social y Solidario (DHIS) es algo grande, y el hecho de llevar el mensaje de manera sencilla, de cómo arreglar la casa, preparar los alimentos es un cosa nueva y las comunidades lo están asumiendo como una nueva propuesta.”

Las siete dimensiones que comprende el DHIS son: Antropológica, Económica, Política, Social, Ecológica, Cultural y Espiritual, estas son socializadas con las comunidades en los diferentes talleres que se vienen efectuando manifiesta el P. Manuel Safla, quien agrega que estas dimensiones están intrínsecamente ligadas y unidas en la totalidad del ser humano.

“El ser humano es ecológico, necesitamos el dinero para sobrevivir, comprar, cambiar en fin,  somos seres políticos, sociales no podemos vivir aislados, solos, nos realizamos como seres humanos en comunidad, no conozco un ser humano que viva solo, aislado y haga su vida. Somos seres culturales, tenemos nuestra identidad, nuestras costumbres, tradiciones, tenemos nuestra formas de acercarnos a Dios, hay una riqueza espiritual en las comunidades, también somos seres que tenemos que ver con lo político y este el  complemento no hay distinción somos únicos”.

“Las siete dimensiones  que tenemos todas y todos apunta a tener una calidad de vida del ser humano como imagen y semejanza de Dios, él no nos quiere desnutridos, aislados, Dios nos quiere dignos, contentos, alegres y nos quiere dando respuestas a este proyecto de que pone en nuestras manos, por lo tanto considero que estas dimensiones son para dar  dignidad como seres humanos”. Finaliza el P. Manuel Safla.

 

Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: