En el año 2013 la Organización de Naciones Unidas (ONU) decretó el 30 de julio como el Día Mundial contra la Trata.

Alrededor de 40 millones de personas fueron víctimas de trata en todo el mundo en el año 2016, según la Organización Mundial del Trabajo (OIT).

El 72% de las víctimas de este flagelo son mujeres y niñas, según datos del informe sobre trata de personas publicado por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en 2018.

Conversamos con Verónica Supliguicha, Coordinadora Técnica de la Fundación Alas de Colibrí.

Bienvenida Verónica, ¿cuál es la situación de la trata de personas en Ecuador?

Muchas gracias, efectivamente este 30 de julio se conmemora el día Mundial contra la Trata, lamentablemente nuestro país no es ajeno a esta realidad, la trata de personas existe en el Ecuador y quienes son los más afectados son: niños, niñas, adolescentes, mujeres y población que está en movilidad humana, hoy por hoy vemos con profunda preocupación lo que están atravesando otras personas de origen internacional.

Por favor, nos puede recordar ¿qué es la trata de personas?

La trata de personas no es sino la explotación del ser humano en cualquier forma, es como lo que se conoce: La Esclavitud del siglo XXI, es decir una nueva forma de esclavitud. El ser humano convertido en mercancía, cosificado, convertido en un objeto, del cual se sacan réditos económicos, materiales e inmateriales.

Es decir se le quita la humanidad a esa persona con el fin de que otra se aproveche de ella; esto evidentemente a través de la explotación laboral, sexual, la cual genera graves consecuencia a nivel personal como son: la depresión, tristeza y enfermedades a largo plazo.

Pero no solamente es afectada la persona que es víctima, sino su familia, su comunidad porque si no existe un resarcimiento de esas consecuencias queda un halo de impunidad a nivel social en nuestro país.

¿Cómo trabaja la Fundación Alas de Colibrí en el tema de prevención?

Nosotros tenemos una casa de acogimiento donde recibimos a mujeres adolescentes, brindamos atención psicológica, individual y eso nos permite procurar resarcir los derechos que han sido vulnerados y esto significa hacer acciones de prevención: capacitaciones, talleres, esparcimientos, ferias: hacer que las persona tenga un acercamiento con la información para lograr prevenir la trata de personas.

Pero la trata de personas no solamente se advierte con la entrega de información, sino también la trata de personas se previene con la creación de políticas públicas que sean inclusivas y que disminuyan las brechas de desigualdad, también se previene haciendo actividades de concientización, sensibilización y de transformación de patrones culturales que naturalizan la violencia y la explotación y que también son base de la trata de personas.

¿Cómo están las políticas públicas en el Ecuador, con respecto a la trata de personas?

Cabe mencionar que el estado ecuatoriano en el año 2014 hizo reformas al Código Orgánico Penal y por otro lado publico la Ley de Movilidad Humana que le da la responsabilidad de crear políticas públicas al Ministerio del Interior. Este es un avance, sin embargo es importante que se comprometan recursos económicos para que el plan no se quede ahí y permita cumplir la institucionalidad de combatir la trata de personas.

Creemos que hacer un esfuerzo colectivo en contra de la trata de personas es hacerlo de manera ordenada y articulada y eso nos obliga a seguir defendiendo los derechos humanos y hacer frente a este grave problema, finaliza Verónica Supliguicha.

“Oremos para que el Señor libere a las víctimas de la trata, y para que nos ayude a responder activamente al grito de socorro de tantos hermanos y hermanas privados de su dignidad y libertad”. Papa Francisco

Fotografía vía tn.com.ar.

Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: