Con la Eucaristía de acción de gracias y una sesión solemne, Cáritas Ecuador conmemoró los 60 años de labor institucional, que a lo largo de este tiempo ha caminado junto a los más vulnerables. 60 años trasformando vidas, acompañando procesos de desarrollo del país, promoviendo la solidaridad, la justicia y la dignidad humana desde las diversas comunidades.

La santa misa la ofició el Nuncio Apostólico Andrés Carrascosa, acompañado de Mons. Julio Parrilla, Obispo de Riobamba, Mons. Hermenegildo Torres, presidente de Cáritas Ecuador, Mons. Giovanni Paz Hurtado, obispo de Latacunga, Mons. Adalberto Jiménez obispo del Vicariato Apostólico de Aguarico, Mons. Néstor Herrera y el P. Josetxo García, Secretario Ejecutivo de Cáritas Nacional.

Cumpliendo las diversas medidas de bioseguridad, se celebró un aniversario más de vida de Cáritas Ecuador. El auditorio Pio XII del Seminario Mayor de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, fue el espacio donde se desarrolló la sesión solemne, que contó con presencias de obispos, directores de las Cáritas Diocesanas, amigas, amigos de instituciones fraternas como: la Misión Scalabriniana, Hermanos Maristas, Fondo Ecuatoriano Populorum Progessio y colaboradores de la Secretaria General.

En su intervención por los 60 años de Cáritas Ecuador, monseñor Hermenegildo Torres, presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social (CEPAS), indicó que se arriba a seis décadas de cercanía «haciendo el esfuerzo de manifestar el rostro compasivo y misericordioso de nuestro Dios, que tiene que ser también el rostro de la Iglesia de los más necesitados, que pasan momentos difíciles sea por la injusticia de los mismos seres humanos o por la inclemencia de la naturaleza».

Agradeció al señor Nuncio, por estar presente y recordar al Santo Padre, «él está presente en nuestras actividades, especialmente con su rico magisterio en materia social con sus enseñanzas que nos inspira a continuar con la caricia de la iglesia a quienes más necesitan».

Gracias a los hermanos sacerdotes, a las religiosas que a lo largo y ancho del país no dejan de trabajar para acercarse a quienes más lo necesitan, gracias a los obispos por estar en la Comisión Episcopal desde los comienzo de este caminar que ya tiene 60 años.

Así mismo monseñor, Hermenegildo, agradeció a los hombres, mujeres, laicos y seglares que en cada Parroquia «procuran ser hacer una iglesia viva haciendo de Cáritas una tarea muy importante de acercamiento a las personas marginadas y comunidades».

Somos el anuncio esperanzador de que otro mundo es posible. En Ecuador estamos a cargo de desarrollar la acción social de la Iglesia Católica, organizar la solidaridad desde las comunidades cristianas, promover la justicia y la dignidad humana.

Hubo el reconocimiento a los expresidentes, exsecretarios ejecutivos y directores de las Cáritas Diocesanas por su compromiso, entrega y servicio a los más vulnerables. Los saludos y felicitaciones al trabajo de Cáritas, llegaron desde varios puntos geográficos del planeta, así podemos mencionar a Cáritas: Bolivia, Colombia, Venezuela y España, Red Clamor, REPAM, Misereor, la Subsecretaría de la Sección Migrantes Refugiados de la Santa Sede y Catholic Relief Services, (CRS), el saludo de las personas beneficiarias también se escuchó, los territorios presentes fueron: Esmeraldas, Aguarico y Puyo.

El marco musical que acompaño la sesión solemne, estuvo a cargo de la orquesta joven del Ecuador, que tiene la misión de transformar vidas a través de la música y que está conformada por jóvenes de varias nacionalidades, con discapacidad y de comunidades indígenas. Realiza una importante labor de integración social y artística con jóvenes músicos en movilidad humana.

60 años de vida institucional al servicio de los más vulnerables, un 27 de enero de 1961 se funda Cáritas Ecuador, su objetivo fue promover la comunicación cristiana de bienes en todas sus formas, para impulsar la promoción humana y el desarrollo integral de las personas.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: