San Jordi, El Libro, la Rosa y la República de Cataluña

Leyenda de Sant Jordi. Fuente de la imagen: www.scoutsfev.org

Leyenda de Sant Jordi. Fuente de la imagen: www.scoutsfev.org

En nuestra nota sobre el Día Internacional del Libro-23/04- tuvimos un inmenso olvido: San Jordi, la Rosa, y la posible República de Cataluña. Pedimos excusas a esta futura nación, a la Rosa y al Santo Patrón catalán. Anteayer, en Barcelona, no sólo se celebró una fiesta: se dio comienzo al conteo regresivo para que el próximo 23 de abril de 2015 Cataluña sea independiente. Adelantándose  a la consulta que se hará al pueblo de Cataluña –ase realizará el 9 de noviembre de este año- ya han formado la Asamblea Nacional Catalana (ANC), con  embajadas en toda la Comunidad Europea, en muchos países de América Latina y llegado ya hasta Japón.

Durante los próximos doce meses, los catalanes de todo el mundo trabajarán en pro de su independencia. Liderados por la ANC, harán un llamado mundial, de carácter cívico, dirigido a personas que apoyan la independencia catalana. Piden el reconocimiento y el respaldo a una cultura, a una nacionalidad con identidad, con su propio idioma; una región que posee un desarrollo económico diferente, un pasado que perdura en costumbres y tradiciones, en manifestaciones culturales ejemplares y de gran riqueza simbólica y estética. La historia parece estar dando razón a este grito de independencia que ha demorado ya 300 años.

Poco conocemos de la historia española, pero sabemos que hay dentro del país ibérico varias nacionalidades con características sociales, políticas y culturales muy similares a las de Cataluña y tienen derecho al mismo deseo independentista. Nos referimos especialmente a la nacionalidad vasca, comunidad que durante mucho tiempo ha manifestado su afán independentista, aspiración que se remonta al siglo XIX.

Surge una pregunta: ¿se balcanizará España? En “La Casa Grande” y en nuestro sitio web hicimos hace poco referencia al informe emitido por la Fundación para el Fomento de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada –FOESSA, organismo de investigación y análisis de Cáritas Española–  bajo el título de “Precariedad y cohesión social”. Puedes conocer el informe 2014 ingresando a esta dirección:  http://www.foessa.es/publicaciones_compra.aspx?Id=4834, o entrar, en nuestro sitio web a la nota del 7 de este mes. La crisis española está muy lejos de ser superada.

Además de lo que rebela este informe respecto a la crisis económica española, debemos tener otros puntos en consideración. La monarquía ha perdido autoridad moral, acusada de escándalos financieros, mostrándose más a la opinión pública como una élite llena de privilegios en medio de gente que padece hambre y no tiene seguridad sanitaria. Hablado de contradicciones, ¿quién nos puede explicar que un país en crisis tenga la liga de fútbol más costosa del mundo?

Son muchos los indicios que nos llevan a pensar que la crisis española no solamente es económica sino también moral. Es real que el gobierno actual protege a los bancos y a las grandes inversoras, en detrimento de la atención social. España posee el mayor índice de casas deshabitadas en el mundo, producto de la crisis de las hipotecas, verdadero infierno para un colectivo de españoles no acaudalados y de migrantes latinas/os que soñaron con tener un piso en la Madre Patria. Las flamantes autopistas particulares están vacías porque el peaje es exagerado, casi nadie lo puede pagar, y el gobierno socorre a los inversores de las faraónicas vías. La inequidad en España  se hace cada vez más evidente y la brecha entre ricos y pobres se agranda.

Parte de esa crisis moral es la xenofobia mostrada hacia nuestra gente. Todas las personas migrantes que hemos entrevistado, incluyendo jóvenes y niños, manifestaron haber sentido la discriminación, la persecución y la negación de albergue por parte de las autoridades y un sector de la población. Ahora son más de 150 000 jóvenes españoles desempleados que se ven obligados a salir de España en busca de trabajo -para eso estudiaron-. Muchas de ellas y ellos vendrán a Ecuador. No paguemos nosotras/os con la misma moneda, por favor.

Faltarían letras para contar los lazos que unen a este pueblo catalán, culto y ejempla, con nuestro Ecuador, con Cáritas y con la Iglesia ecuatoriana. La democracia es la que debe imperar en la causa por la independencia catalana: que la voz del pueblo decida. Tal vez nos fuimos de coles a nabos, pero retomando el tema inicial, que nos perdone San Jordi, la Rosa y el querido pueblo catalán por haberlos olvidado en su Día.

Creemos que el Libro derriba muros y construye comunidad. No dejemos que caiga en el olvido. Aunque el verbo LEER no se debe conjugar en imperativo… ¡Leamos y promovamos la lectura!

No hay comentarios

Agregar comentario