¡Basta un hombre bueno para que haya esperanza!”

    Ciudad del Vaticano, 27 de junio de 2017

 

 Queridos amigos de Cáritas:

 

Soy feliz porque les traigo buenas noticias: el Papa Francisco lanzará al mundo nuestra campaña ‘Compartiendo el viaje’, el próximo 27 de septiembre.

 

Invitamos a todas las Cáritas, parroquiales, diocesanas y nacionales, a acompañar al Papa Francisco en el lanzamiento de nuestra campaña global en sus respectivos países, ese mismo día.

 

El objetivo de nuestra campaña es promover la cultura del encuentro, en comunidades en las que los migrantes y refugiados se van y regresan, a las que viajan y en las que deciden crear sus hogares.

 

Una de las preguntas más importantes que podemos hacernos como individuos, comunidades y países, en estos momentos de desplazamientos en masa de personas y tanta incertidumbre es: "¿Permito que el miedo prevalezca en mi corazón, o dejo que reine la esperanza?"

 

A través de ‘Compartiendo el viaje’, esperamos disipar el miedo y entender las razones por las que tanta gente abandona su hogar en este momento de la historia. También queremos inspirar a las comunidades para que establezcan relaciones con los refugiados y migrantes. Queremos hacer brillar la luz y liderar el camino. La emigración es una historia muy antigua, pero nuestra campaña pretende ayudar a las comunidades a verla con nuevos ojos y corazón abierto.

 

En su encíclica Laudato sì, el Papa Francisco decía que: “¡Basta un hombre bueno para que haya esperanza!” Imagínense si no es sólo una persona, sino toda una organización. Y si en vez de una organización, son 165 organizaciones que se unen con sus brazos y corazones abiertos, en todo el mundo, formando una cadena humana de amor y misericordia.

 

Cáritas Internationalis tiene un destino de comunión y amor y somos reiteradamente llamados al mismo. En la Asamblea General de 2015, decidimos juntos que debíamos invertir nuestros esfuerzos unidos en una campaña global. Entendemos que sólo como Confederación unida de organizaciones, que se apoyan mutuamente, compartiendo, tenemos un poder real para cambiar las cosas. En palabras del Papa Francisco: "Cuando hay un "nosotros", comienza una revolución".

 

Nuestra campaña nos da la oportunidad de recordarnos, a nosotros mismos y a los demás, ciertas verdades. La Iglesia está llamada a ejercer la hospitalidad de Dios hacia los migrantes y los refugiados. Pero debemos recordar que no es una persona o un país a ser el anfitrión. Es hora de que todos nosotros recuperemos la profunda intuición bíblica de que es Dios el anfitrión. También debemos recordar que es Cristo a quien acogemos con agrado, cuando abrimos nuestros corazones a los inmigrantes y refugiados.

 

Los inmigrantes y refugiados en nuestro mundo de hoy nos están llamando a un viaje. En nombre de Cáritas Internationalis, les invito a todos a unirse a la campaña Compartiendo el viaje para que a través de la cultura del encuentro, sigamos el camino de la paz.

 

Con los mejores deseos y abundantes bendiciones de Dios,

 

S. Em.ª Luis Antonio Cardenal Tagle

Presidente

Caritas Internationalis

 

No hay comentarios

Agregar comentario