“Pensar desde el corazón, se puede entender lo que pasa en la vida de  las personas privadas de la libertad”

“Mujer cuenta conmigo”

Alexandra Delgado, responsable de la Pastoral de Movilidad Humana de Cáritas Tulcán, habla de la labor  que realiza en conjunto con la pastoral penitenciaria en la cárcel de Tulcán, con las mujeres privadas de la libertad en el tema de voluntariado

Alexandra manifiesta que el voluntariado al interior del centro de rehabilitación es de capacitación y formación en temas como: autoestima, voluntariado, primeros auxilios psicológicos, derechos humanos, y que han permitido que  las mujeres  vayan empoderándose de los temas y aplicando en sus diversos espacios de convivencia.

Vale destacar que las internas a más de capacitarse y formarse  realizan las réplicas de los talleres con las demás mujeres privadas de la libertad y esta actividad ha permitido que se conforme el grupo que se denomina “Mujer cuenta conmigo”, menciona Alexandra Delgado.

El grupo trabaja en el tema de acogida y su labor es ayudar a las nuevas internas que ingresan al centro,  les ayudan y apoyan en algunas necesidades que se presentan, es un grupo que se va fortaleciendo día a día con él acompañamiento de la Pastoral de Movilidad Humana.

Quisimos saber cómo fue el inicio de esta labor con las mujeres privadas de la libertad, Alexandra comenta que al principio hubo un poco de resistencia, pero no fue complicado ganarse el espacio. La cercanía que se genera es distinta a otras organizaciones, porque somos gente de iglesia, destaca Alexandra, quien dice que el mensaje que se tiene  es de espiritualidad y que de alguna forma las mujeres se sienten acompañadas, fortalecidas y  sobretodo miren la vida con otros ojos y generen un nuevo plan de vida en el centro de detención.

Convivencia, integración grupal y relaciones interpersonales son algunos de los temas que se trabajan con las internas para calmar las tensiones en el grupo, ellas ahora tienen una misión importante como es el de ingresar en el mundo del  emprendimiento por lo que se está conversando con el área laboral del centro de rehabilitación para que se su aprobación.

La mayoría de las mujeres que están privadas de la libertad en su totalidad son profesionales y jóvenes que están por tráfico y es el momento de dar la posibilidad que ellas vayan generando un nuevo plan de vida, ya que el tema de  la rehabilitación tiene que ser emocional y físico para que le permita salir del centro con una idea clara de desarrollo, finaliza,  Alexandra Delgado.

 “Lo que ustedes están viviendo ahora es un paso en el camino de la libertad, la paz, la armonía, sigan adelante siempre unidas, no tengan miedo, la unidad es superior a cualquier conflicto, sigan adelante, que Dios las bendiga”. Papa Francisco

 

Imagen: Ministerio Derechos Humanos y Cultos

No hay comentarios

Agregar comentario