Del 15 al 17 de enero, en el Centro de Formación Social Bethania (Quito), se realizó el taller Análisis de la Realidad de la Movilidad Humana en Ecuador, organizado por el Servicio Jesuita de Refugiados, Misión Scalabriniana y Cáritas Ecuador. El objetivo, establecer desafíos y propuestas frente a la compleja situación que afronta el país con respecto a la recepción y acogida de migrantes y refugiados provenientes mayoritariamente de Colombia y Venezuela.

Al evento asistieron integrantes de distintas organizaciones de iglesia que trabajan en materia de movilidad humana a nivel nacional junto a la presencia de la Comisión Episcopal de Pastoral Social (CEPAS) conformada por mons. Julio Parrilla —actual presidente de Cáritas Ecuador—, mons. Bertram Wick, mons. Walter Heras y mons. Hermenegildo Torres. También se contó con la presencia del actual nuncio apostólico en Ecuador, mons. Andrés Carrascosa, y del delegado de la Red CLAMOR del CELAM, padre Juan Luis Carbajal.

Con la propuesta y desarrollo del taller se pretende responder de manera coordinada e integral a los problemas de las personas que se encuentran en situación de movilidad humana en el país, quienes, por razones ajenas a su voluntad se ven obligados a desplazarse de su país de origen y que en el camino son blanco de traficantes de personas, violencia, estigmatización, discriminación y xenofobia, entre otros.

Para lograr estos objetivos se plantearon tres puntos específicos:

  • Describir el escenario actual de la Movilidad Humana en el Ecuador, poniendo énfasis en las expresiones migratorias en condición de necesidad de protección internacional, inmigración, emigración, trata y tráfico de personas.
  • Analizar e interpretar este escenario, a partir de una lectura global y local del ejercicio de este derecho, que permita ubicar los retos que le plantea a las acciones que desarrollan las instituciones de Iglesia que atienden a estas poblaciones.
  • Ubicar retos comunes que permitan construir una hoja de ruta con acuerdos y de responsabilidad común compartida entre estas instituciones de Iglesia, que haga posible una gestión programática más eficiente y eficaz en la solución de los problemas que enfrentan estas poblaciones en las dimensiones: política, cultural, socioeconómica y espiritual.

En cifras

Ecuador es el país Latinoamericano con la mayor cantidad de refugiados registrados. En datos publicados por la Agencia de la ONU para los Refugiado (ACNUR), de los 175 000 solicitantes de refugio en Ecuador solo 60 000 han logrado obtener la Visa 12-IV, necesaria para que el país reconozca a una persona en condición de asilo y refugio.

Según cifras de la Cancillería, de 1987 a mediados de 2017 Ecuador ha acogido a más de 60 000 refugiados, 95% de ellos han llegado desde Colombia producto de la violencia generada por el conflicto armado que el país atravesaba, afectando principalmente a comunidades fronterizas del país.

A la comunidad migrante se suma también un nuevo flujo migratorio proveniente de Venezuela. Al día de hoy no se conoce un número exacto de ciudadanos venezolanos que viven en el país, pero según la Organización Civil Venezolanos en Ecuador serían al menos 28 347 personas.

En el caso de la comunidad refugiada, los datos dados por ACNUR arrojan que un 80% ha sufrido discriminación y rechazo por parte de la población residente en el lugar de destino.

Lea la declaración final del evento aquí o descárguela aquí.

Fuentes de las cifras vía cancilleria.gob.ec, elcomercio.com, andes.info.ec y acnur.org.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: