La situación actual de los migrantes y refugiados es una oportunidad para todos nosotros, individuos, comunidades y naciones, de reexaminar nuestras prioridades, valores y nuestra visión del mundo que queremos construir, para las generaciones futuras.

“Los migrantes son nuestros hermanos y hermanas que buscan una vida mejor lejos de la pobreza, del hambre, de la explotación y de la injusta distribución de los recursos del planeta, que deberían ser divididos equitativamente entre todos”

El día de ayer 21 de Marzo del año en curso, las organizaciones de Iglesia realizaron una rueda de prensa en la cual se expusieron las acciones que se realizarán frente al tema de la Migración Venezolana hacia nuestro país.Como ponentes estuvieron Mons. Julio parrilla, Presidente de Cáritas Ecuador; Fernando López, Director Nacional del Servicio Jesuita a Refugiados; la Hermana Lelis Da Silva, Directora de Misión Scalabriniana, y Ernesto Domínguez, Migrante venezolano activista de DDHH.

La rueda de prensa inició con una breve descripción del contexto de la migración y del refugio a cargo de Fernando López, quien acotó que se puede “Saber que podemos, en esta coyuntura, trabajar articuladamente” como Iglesia y como sociedad ecuatoriana. También se debe tomar en cuenta y  “Hacer un llamado a los medios de comunicación para crear una mejor comprensión sobre el tema de la movilidad humana”

Ernesto Domínguez aportó con cifras exactas sobre la migración venezolana, “Entre el 2016 y 2017, cerca de 236 mil venezolanos ingresaron a Ecuador, según la Acnur” Actualmente se reconoce al Ecuador como un país de tránsito hacia Perú y Chile, lo que ha dejado en el país un saldo de 62 mil personas de nacionalidad venezolana.

Lelis Da Silva aportó con datos jurídicos sobre la situación de los Venezolanos y las visas a las cuales han aplicado, también se acotó que “en este momento, como refugiado venezolano no se ha reconocido ningún caso”.

Para culminar las intervenciones, Mons. Julio Parrilla invitó a la sociedad ecuatoriana a Acoger, proteger, Promover e integrar a todos los migrantes y refugiados que se encuentran en el país. También invitó a la sociedad a no ser parte de la cultura del descarte, a saber que “todos somos parte de la misma especie” que es una realidad que tiene varias aristas que se deben tener muy en cuenta. “Es una crisis humanitaria a nivel mundial”

La Iglesia Católica ecuatoriana hace un llamado a generar espacios de incidencia, articulación y promoción de la cultura del encuentro.

 

 

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: