El pasado viernes 6 de julio del presente año, en la ciudad de San Lorenzo, se realizó la ‘Caminata por la integración y la paz’. Pobladores, estudiantes, migrantes, refugiados, autoridades municipales y organizaciones civiles y de Iglesia caminaron desde el Comando de Policía de San Lorenzo hasta el Malecón Central exigiendo paz para la provincia y el país.

La situación en la ciudad fronteriza, en los últimos meses, ha estado marcada por la violencia como resultado de las acciones de grupos disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), organización guerrillera ahora desarmada.

La marcha tuvo un recorrido de dos kilómetros, contó con más de mil asistentes y su principal objetivo fue re-significar al territorio de San Lorenzo como un espacio para la acogida y la construcción de una cultura de paz desde un enfoque integral, de derechos y de desarrollo.

Rodrigo Morales, presiente de la mesa de víctimas del conflicto armado colombiano, lleva en el país catorce años, los cuales ha dedicado al acompañamiento a los afectados por la violencia producto del conflicto armado en la frontera colombiana.

“El estado de excepción atacó fuertemente la economía de San Lorenzo, de la manera más dura. Es una frontera que el gobierno colombiano tiene abandonada y el gobierno ecuatoriano solamente a hecho presencia con gente uniformada mas no con inversión social, San Lorenzo tiene muchas necesidades. Por ejemplo, cada año tres mil jóvenes migran porque no hay una universidad”. Menciona Morales y agrega que en la marcha pide que “los colombianos residentes acá seamos mensajeros de paz, queremos decirle a Ecuador con esta caminata que San Lorenzo no es un punto rojo de violencia sino que siempre ha sido un punto de trabajo, de desarrollo y bienestar, pero los gobiernos nunca se han acordado de este sector”.

Mons. Arellano encabeza la marcha junto a los pobladores de San Lorenzo.

En la marcha participó mons. Eugenio Arellano, presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana y obispo de Esmeraldas. “Queremos crecer en la consciencia de la paz. La paz no solo es un derecho sino también una meta a la que queremos caminar”, agrega además que “la paz no viene si no hay justicia” e invita a todo el Ecuador a visitar la provincia, “Esmeraldas y San Lorenzo necesitan la actividad turística para sobrevivir”.

Otro de los participantes a la marcha fue el alcalde de la ciudad, Gustavo Samaniego, quien motivó a la población a mantenerse unida frente a los actos de violencia presentes en los últimos meses.

“San Lorenzo quiere paz, ama la paz, ama la integración, ama la vida, jamás la violencia debe ser parte de nosotros” manifestó Samaniego a la multitud, y recordó también que “la violencia se va con educación con desarrollo, con bienestar y con empleo”. Se comprometió también con los pobladores a seguir trabajando por el cantón en favor del bienestar y la paz.

Para Jairo Arízaga, secretario ejecutivo del consejo cantonal de protección de derechos de San Lorenzo, con los acontecimientos de violencia recientes se ha evidenciado la problemática en el cantón, atribuye la violencia como resultado de la falta de desarrollo y las necesidades que siempre han estado presentes en San Lorenzo y en Esmeraldas.

“La gente tiene las ganas de seguir empujando este pueblo para su desarrollo” para Arízaga es necesario generar condiciones para garantizar un “mejor vivir y embarcar a san Lorenzo en una verdadera cultura de paz y acogida”.

La marcha se convirtió en un espacio en el que tanto pobladores como refugiados colombianos y venezolanos pudieron expresar su necesidad y compromiso de convertir a San Lorenzo en un espacio de acogida y hospitalidad, y ante todo, un lugar de paz.

La marcha fue organizada por el Municipio de San Lorenzo, el Consejo Cantonal de Protección de Derechos de San Lorenzo, la Mesa Local de Víctimas del Conflicto Colombiano y otras organizaciones de la sociedad civil con el apoyo de la Red CLAMOR capítulo Ecuador, conformada por la Conferencia Ecuatoriana de Religiosos/as, Misión Scalabriniana en Ecuador, Servicio Jesuita a Refugiados en Ecuador y Pastoral Social Cáritas Ecuador.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: