El área de Movilidad Humana es un eje vital en la labor diaria de Cáritas Ecuador, actualmente centran su trabajo en el proyecto denominado: “Atención integral de emergencia a la población venezolana en situación de migración forzada en Imbabura, Manabí y Pichincha”, apoyado por Cáritas Internacional y Puentes de Solidaridad.

Marisol Delgado, técnica del área, menciona que en este momento se encuentran en la fase de levantamiento de información para conocer las necesitadas de las personas en situación de movilidad humana en el Ecuador.

Este proyecto tiene como objetivo buscar un diagnóstico claro para poder gestionar mejores recursos para la población en esta situación. Además de conocer cómo la Iglesia, Red Clamor y Cáritas Nacional se articulan para enfrentar estas necesidades, metas que les queda por cumplir y futuros retos a los que se enfrentan.

Si bien, en un principio las provincias propuestas eran solo Imbabura, Manabí y Pichincha, la investigación se amplió a más territorios en respuesta a la necesidad del proyecto, de esta manera los territorios intervenidos son: Tulcán, Ibarra, Manta, Lago Agrio, Coca, Cuenca, Machala, Loja y Quito.

Este trabajo lo realizan tres personas del área de Movilidad Humana de Cáritas Nacional en conjunto con el personal de las Diócesis correspondientes y varios voluntarios.

La recolección de datos para este proyecto comenzó en mayo y prevé terminar en junio para dar paso a la tabulación y análisis de datos.

La encuesta está dividida en 5 grupos de preguntas:

  1. Información del encuestador
  2. Información general del encuestado: Edad, nacionalidad, actividades, nivel educativo, cuánto tiempo lleva en el Ecuador, etc.
  3. Factores de Riesgo: Los mayores problemas presentados en temas sociales, económicos, legales, psicológicos, etc.
  4. Factores de Resiliencia: Es decir qué estrategias adaptan para superarse, cómo se protegen entre ellos.
  5. Respuesta Institucional: qué servicios se han dado, en fallos se presentan, que más se puede hacer etc.

Hasta ahora las principales necesidades que se evidencian, gracias a la aplicación de esta encuesta son: la falta de un trabajo estable, lo que desata más problemáticas como difícil acceso a la vivienda, educación y salud, la mendicidad, estilo de vida inestable, explotación laboral, discriminación, etc.

Finalmente, Cristina Pancho, coordinadora del área de Movilidad Humana, resalta que el trabajo con personas en esta situación se lo ha realizado desde hace varios años atrás, principalmente con población colombiana, y ahora la labor se extendió también para la población venezolana de una manera más emergente, por la crisis que están pasando.

El trabajo se realiza en varias líneas de acción como: atención primaria, ayuda humanitaria, adecuación de casas de acogida, protección de derechos mediante atención jurídica y psico-social, talleres normativa y derechos humanos, se llevó a cabo el proyecto de medios de vida como una manera más de ayuda para impulsar el desarrollo de las familias migrantes.

Gracias a la ayuda de instituciones internacionales como Cáritas Japón, Cáritas Corea, Cáritas Española, Cáritas Alemana, Catholic Relief Services (CRS), etc., se ha podido llevar a cabo varios proyectos, incluido este que se está realizando actualmente.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: