En el Día de La Madre; La casa grande rinde un homenaje a todas las Madres del Ecuador y el mundo.

En el Día de La Madre; La casa grande rinde un homenaje a todas las Madres del Ecuador y el mundo.

El concepto de Movilidad Humana (MH) fue propuesto por la Iglesia para englobar situaciones vulnerables que vive el ser humano: desplazamiento forzado, migración, refugio, retorno, trata de personas, asilo y otras aristas que puede sucederle a alguien que sale de su Casa.

Organizarse, unirse, es siempre una buena forma de afrontar situaciones difíciles. Últimamente, muchas personas se han fusionado en organizaciones a las cuales les han bautizado con el término de “plataforma”. En el caso de MH, las hay en España, Italia y USA, y también se están formando aquí, en nuestro país.

En el programa 30º de La Casa Grande, un representante de la Plataforma de Movilidad Humana que se asienta en Pichincha –pero cubre todo nuestro país, España e Italia– , nos cuenta qué se proponen hacer, como conglomerado organizado para mejorar su vida.

Este 16 de mayo, la Plataforma ecuatoriana quiere hacerse visible y mostrarnos qué ha hecho y hacia dónde orienta su trabajo. Marco Vinicio, su representante nacional, nos invita a acompañarlos este jueves, en la Plaza de la República (frente al Concejo Provincial). Música, arte, comidas típicas internacionales, stands y encuentros: muchas personas de varios países, mucha movilidad humana.

También saludamos a todas las Madres. Mujeres que nos dan vida, son ejemplo de lucha y asumen cada vez más un rol sustancial en la vida de nuestro país. Gratitud, admiración y aliento para todos Ellas. Un poema leído por Eider es nuestra forma de saludarlas y llevarles el Amor que sentimos por todas Ellas.

Desafortunadamente, consideramos necesario sacar al aire, desde España, una corta crónica radial sobre otra muerte anunciada: al retirar el seguro universal en el país ibérico, un migrante de origen africano murió de pulmonía. En condiciones de riesgo similar están o pueden vivir más de 350.000 ecuatorianas y ecuatorianos que migraron a España desde la crisis económica de la década anterior. El reportaje de Rafael Cuesta –nuestro compañero de Aquí y Allá–  duele, porque ya se veía venir esta muerte, pudiéndose evitarla.

La Casa Grande está atenta a todo tipo de movilidad, con sus puertas y ventanas abiertas para albergar y acompañar a quienes andan en esta Tierra del Señor.

 

CategorySin categoría
Síguenos en: