Fuente de la imagen: masvoces.org

Fuente de la imagen: masvoces.org

(11-12-2013) Mariano Rajoy y su gobierno reprimen cada vez más a las y los migrantes irregulares. Quienes caen en las redadas racistas, son llevados a los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIEs), llamados con razón “guantánamos españoles”. Allí son encarcelados sin haber cometido ningún delito, y se les deporta sin miramiento alguno.

El vuelo de la vergüenza al que hacemos referencia es un avión repleto de migrantes colombianos y ecuatorianos. Dos de estos pasajeros son testigos clave “… en la muerte del ciudadano de origen armenio, Aramis Manukyan, en el CIE de Zona Franca (Barcelona). Su muerte está llena de incógnitas, ya que la versión de la policía habla de suicidio, pero los internos dan una versión muy distinta a la policial”.

Varios colectivos sociales que defienden los Derechos Humanos de las y los migrantes, piden una investigación independiente sobre la muerte de Aramis. La campaña contra los CIEs es cada vez más coherente, nutrida  y determinante. El “vuelo de la vergüenza” al que nos referimos sale hoy, miércoles 11, repleto de compatriotas y hermanas/os de Colombia.

Recientemente hubo un vuelo de deportación hacia Nigueria, pero éste, con destino a América del Sur, indigna más, porque viola flagrantemente muchos de los derechos humanos de estas personas, pues a pesar de tener familia y cosas pendientes en el país ibérico, son expulsados a la fuerza. España deporta más de diez mil migrantes al año.

Para justificar los viajes de expulsión, el gobierno derechista español aduce razones de seguridad. Hay testimonios de migrantes expulsados que denuncian palizas antes de ser subidos al avión de la vergüenza. Muchos de sus forzados pasajeros se resisten dentro del avión, y no quieren sentarse.

El cinismo del gobierno llega a hacerlo decir que estas deportaciones masivas son más económicas y ahorran dinero al fisco. Una postura así no hace más que fortalecer las protestas solidarias de otros migrantes y de españolas/es conscientes del injusto procedimiento, Hoy, la lucha solidaria se enfoca contra los CIEs  –guantánamos- estatales, denunciando próximos vuelos de la vergüenza con destino a Senegal y Nigeria. En septiembre salieron dos vuelos desde Barajas a Dakar, y el 3 de diciembre el destino del vuelo vergonzoso fue Lagos.

“Los testimonios de personas deportadas en vuelos anteriores nos han permitido reconstruir la sofisticada planificación de estos vuelos: en todos los casos se producen redadas racistas contra las personas de las nacionalidades víctimas de las deportaciones; estas redadas se producen incluso en las veinticuatro horas previas al vuelo. La Campaña por el Cierre de los CIEs asegura que los gobiernos de los países de destino son cómplices necesarios de estas expulsiones”, nos narra nuestreo compañero Rafael Cuesta, desde Más Voces, el informativo de las voces libres y comunitarias en España.

“La compañía que fleta los aviones es Air Europa, gracias a un acuerdo de casi doce millones de euros con el Estado español. El Protocolo para las Repatriaciones es especialmente cruel, pero en muchos casos la actuación policial lo sobrepasa mediante el uso de esposas metálicas y mediante la paliza policial sistemática a quienes tratan de resistirse pasivamente a la expulsión”, continúa explicando nuestro compañero Rafael.

Puedes escuchar la totalidad de este reportaje que refleja la dura realidad que viven las y los migrantes en España ingresando a http://www.masvoces.org/Aumentan-los-vuelos-de. Sobra recordar que migrar es un derecho, y que está siendo violado en varios países de la Comunidad Europea.

Síguenos en: