REDIMA es una red de dispensarios médicos de la Arquidiócesis de Guayaquil; nació como iniciativa de nuestra Iglesia para aliviar problemas de salud de los más excluidos en tres provincias de la Costa: Guayas, Santa Elena y Los Ríos. El trabajo que adelantan en VIH/SIDA es una muestra de buen corazón y buena administración. Dialogamos con Elvira Alvarado, actual coordinadora de REDIMA.

“Servimos mediante 33 centros médicos, 13 administrados directamente por REDIMA. Hoy brindamos atención a medio millón de personas, un promedio de 60.000 vistas al mes. No es porque yo sea la coordinadora, pero de verdad la gente que atendemos se siente bien con nuestro trato y nuestro servicio. Atendemos a la población urbano-marginal de media Costa ecuatoriana”.

“REDIMA es un sueño hecho de realidades parroquiales, pues cada cura párroco abría su dispensario. Mons. Heissenberger nos unió en el 99 para hablar un solo lenguaje, de servicio y amor al prójimo; recibimos capacitación, módulos administrativos y apoyo voluntario de especialistas.

“Para servir más, y gracias a nuestra buena labor, hacemos convenios con entidades eclesiales, oficiales y no gubernamentales, nacionales e internacionales. Por ejemplo, con la Iglesia Evangélica y su programa “Misión Alianza”, llevamos dos años trabajando con ellos en VIH/SIDA. Los microcréditos ayudan mucho a devolver la autoestima”.

“En el VIH/SIDA trabajamos integralmente a la persona. Las impulsamos a volverse a querer, a valer, y las ayudamos a producir con microcréditos y capacitación; también formamos grupos de autoayuda. Tenemos más de 1.200 consultas mensuales sobre la enfermedad. Hacemos campañas de prevención en muchos dispensarios afiliados. Nos consulta mucha gente joven, entre los 14 y 33, igual mujeres que hombres”.

“Cáritas Corea tiene un convenio con Cáritas Ecuador; gracias a él podemos atender a 55 niñas y niños con VIH/SIDA. Apoyamos a sus madres, las acogemos aunque no crean en nada; pero en el grupo encuentran ayuda. Mediante este convenio ofrecemos acupuntura a muchos pacientes que han recibido bien esta forma antigua de curación”.

“El grupo de autoayuda tiene 60 personas que se apoyan entre sí para seguir viviendo. Elevamos su autoestima y hacemos reflexiones bíblicas que confortan. Cada vez crece más la conciencia en la gente, que quiere hacerse la prueba del VIH gratuita en nuestros dispensarios. Esta enfermedad puede llegarle a todo el mundo”.

“Con la Junta de Beneficencia de Guayaquil, Mons. Arregui logró un apoyo anual –de $ 10.000,oo a  $ 14.000,oo– en medicinas para enfermedades oportunistas; esa es una gran ayuda a la gente sin recursos y seguro. Damos atención de especialistas a máximo $7,oo, pero la mayoría de las consultas van del dólar hasta los tres dólares. Y cuando no tienen, los atendemos mejor que a nadie. El voluntariado profesional ha sido clave”.

“De los centros pequeños nos derivan a los pacientes a los centros grandes, pero en todos hay atención primaria, obstetricia, odontología, farmacia y un infectólogo. Hacemos más de 20 pruebas diarias gratuitas a mujeres embarazadas. Tenemos interconsultas de centro a centro, llegando hasta la o el especialista. Es un buen servicio, desde la periferia a los dispensarios mejor dotados. La ayuda que nos dan la Unión Europea y CARE ha sido inmensa”.

“Otro acierto importante: el centro de diagnóstico José María: hoy tiene más de 500 pacientes diarios. Además, tenemos un hospital en El Guasmo, el Madre Berenice, creado por un sacerdote de Santiago Apóstol. En fin, a todas y todos los de REDIMA nos alegra ver que crecemos en cubrimiento y nos capacitamos en el servicio. Hay camino por delante: el enfoque bioético de la salud nos dará mayor fortaleza moral, nos acercará más al Señor ”.

El diálogo entre nuestra compañera Myrian Carreño y Elvira Alvarado, coordinadora de REDIMA, es una muestra del trabajo en Salud de la Iglesia ecuatoriana, una labor de mujeres y hombres que sirven más allá de lo económico, que han comprendido la dimensión del amor que nos enseña Jesús. Gracias, REDIMA, porque nos muestras cuál es el camino.

[wowslider id=”47″]

CategoryDiócesis
Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: