Este es el título del Informe sobre la migración en Centroamérica, presentado por el Instituto de Investigaciones Sociales y publicado por la Editorial UCR (Universidad de Costa Rica) con sede en San José. El informe se subtitula “Exclusión y migración forzada en Centroamérica” y refleja la relación directa de causa-efecto entre la exclusión social y económica y la migración obligada en la región. El autor de este informe es Carlos Sandoval García y ha sido publicado recientemente.

Este informe nace del proyecto “Discursos y prácticas institucionales antiinmigrantes y enfoques normativos en Centroamérica”, programa vigente entre el 2011 y el  2013 en el Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad costarricense.

El Informe, parte sustancial de los documentos a analizar por celebración del Día Internacional del Migrante (18 de diciembre) consta de tres amplios capítulos:

I: “Más que viajar, huyen“. En esta parte del Informe se hace recuento de la violencia que ha vivido Centroamérica y su incidencia en la migración forzada: ha sido el terror el que ha sacado a los centroamericanos de sus tierras y de sus ciudades.

II: “La muerte por goteo no duele ni indigna a las esferas oficiales” refleja las dificultades y las indignidades que viven los migrantes cuando intentan pasar a los EE. UU. por México; finalmente, este capítulo analiza las reacciones oficiales que se reducen a endurecer las medidas de seguridad entre la frontera Norte y el resto de seres humanos del  continente suramericano que deben abandonar su territorio.

III: “¿Qué hemos hecho? Pues nada y todo“. Sandoval García dedica el último Capítulo del Informe a analizar y valorar qué se ha hecho, pero sobre todo aborda el tema de la victimización y las duras consecuencias que genera esta posición.

Este Informe concluye con las Conclusiones finales, titulado en forma muy certera: “Recursos de esperanza“. Te invitamos a conocer detalladamente este informe, con el fin de que te formes una idea actualizada del drama migratorio de América Latina y el Caribe, pues inexorablemente, todavía hay millones de personas que creen en el “sueño americano” y tienen que pasar por Centroamérica.

El viernes 18 se celebra el Día Internacional del Migrante. La migración es un derecho universal y, como tal, debemos reconocerlo. En la construcción del Reino de Dios, no pueden existir fronteras ni muros: el mundo es su Creación y es para todas y todos los que habitamos este planeta.

Lee aquí el documento completo.

Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: