Conversamos con el P. Richard García, párroco de San Juan Apostol, en plena capital manabita. Es duro escuchar, por teléfono, tanta necesidad; pero nos alegró escuchar al P. Richard reconocer la inmensa solidaridad del pueblo ecuatoriano que, sin miramientos, se ha volcado a ayudar a las y los hermanos perjudicados por el terremoto del sábado.

“Lo que más necesitamos ahora es agua potable para beber y cocinar; también nos urgen carpas impermeables, colchones forrados (pues se avecinan lluvias y es necesario que los colchones no se mojen), cocinas industriales y cilindros de gas. Todo lo que sea alimentos no perecibles será más que bien recibido. Ayer, para el almuerzo, preparamos arroz con atún; para la merienda, no quedó más que variar el menú y servirles atún con arroz”.

“En mi parroquia de San Juan Apóstol estamos repartiendo alimentos para más de cien personas, pero en Pleno Benno, una parroquia vecina a la mía, se están atendiendo 400 personas en cuanto a alimentos; por eso es que necesitamos cocinas industriales y cilindros de gas ”.

“Ayer celebré una misa campal para dar sepultura a un matrimonio que murió en un hotel; hoy daré otra misa fúnebre, por una señora de mi parroquia que murió aplastada. Es muy triste, pero al menos sus familiares tienen sus cuerpos; hay gente que aún sigue buscando entre los escombros a sus seres queridos”.

“No comprendo cómo hay gente que intenta saquear a quienes lo perdieron todo. Ayer en la noche se nos metieron unos ladrones, y la gente, indignada se defendió sacándolos a pedrada limpia. También veo con indignación y dolor que se especule con el precio del agua: están vendiendo bidones a $ 5,oo, eso no es justo, eso es todo lo contrario a la inmensa solidaridad que ha demostrado mucha gente para con las personas damnificadas. Por otro lado, me preocupa que aún hay mucha gente que duerme prácticamente a la intemperie y no tiene albergue seguro”.

Si usted, amiga o amigo lector puede ayudar a Portoviejo, por favor, comuníquese con el P. Richard García, al 0998 466 013, o también contactarse con la Diócesis de Portoviejo, al 052 630 404, poniéndose a disposición del Obispo Auxiliar de Portoviejo, quien está al frente de las labores de ayuda y socorro a las víctimas del terremoto en Manabí. Solidaridad y misericordia, un solo acto cristiano con nuestras hermanas y hermanos que sufren.

Ecuador: #MásUnidosQueNunca

(Imagen: teleamazonas.com)

  1. 20/05/2016

    Tengo entendido (por medio de almacenes Tia) que hay una Campaña que se llama Cáritas de Portoviejo, que ayuda a recontruir las casitas destruidas por el terremoto, cómo puedo hacer para recibir los beneficios de esta Campaña?

Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: