El día de hoy, a las 16:00, a través de una transmisión en vivo por Facebook Live, Cáritas Ecuador presentó el informe de la investigación Impacto de la pandemia en las familias acompañadas por la Red de Cáritas Ecuador.

Este informe revela la grave crisis económica, social y psicológica que las familias acompañadas por Cáritas están atravesando en estos momentos, el cómo estaban antes y como están ahora en tiempos de pandemia.

En este sentido, los datos reflejan que el 88% de los jefes/as de hogar acompañados por Cáritas Ecuador, se encuentran en vulnerabilidad económica, es decir que se encuentran desempleados o en subempleo. Del total de jefes/as de hogar que están generando algún tipo de ingresos 9 de cada 10 NO se encuentran en teletrabajo, esto debido a que son obreros, dependientes de almacén, emprendedores, agricultores, vendedores informales y jornaleros.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en su informe Nº08 del 15 de octubre 2020, establece que la región enfrenta una crisis sin precedentes y se observará un retroceso de 10 años en la generación de ingresos por habitante. El desempleo, al finalizar el 2020 será de 5 puntos porcentuales más. Es decir, 230 millones de personas estarán en pobreza (37%). Es decir, 8 de cada 10 personas de la región vivirán con ingresos menores a los USD 500 mensuales, al finalizar el 2020.

El 88% de jefas/es de hogar que cuentan con ingresos irregulares, tienen hijos/as en plena edad de instrucción básica (53%) y ganan menos de 3 dólares diarios. Recursos insuficientes para brindar una educación de calidad a sus hijos/as, ya que es una condición a la que no llegan a cubrir ni siquiera la canasta vital.

El 52% de los hogares no tienen internet en sus hogares. El 64% disponen de un teléfono celular (smartphone – análogo), el 23% tiene una computadora; y, el 13% no tiene ningún dispositivo. Esta situación muestra que las familias no pueden brindar una educación virtual adecuada para sus hijos porque no tienen los recursos para hacerlo porque el 88% de estas familias están en vulnerabilidad económica.

En cuanto a salud psicológica, el 73% de las familias acompañadas por Cáritas Ecuador han sufrido de depresión, pérdida de sueño y temor al contexto actual, peor que antes, en los 3 últimos meses. Una bomba de tiempo que se comienza a observar en titulares de prensa, por el incremento de suicidios.

El 23% de jefes/as acompañados por Cáritas Ecuador han sido víctimas de discriminación. En promedio, el 85% manifiesta que este factor es igual que antes. El grupo más vulnerable son los migrantes pues el 39% expresa que esta condición es peor que antes, desde que inició la pandemia.

Con la presentación de estas preocupantes cifras, las mismas que no están alejadas de la realidad nacional y regional. Cáritas Ecuador propone seis alternativas o desafíos para acompañar a las familias más necesitadas.

  1. Establecer estrategias de desarrollo económico local.
  2. Establecer estrategias conjuntas con el gobierno sea nacional o local, para mejorar los subsidios de servicios sociales, en salud, educación, vivienda ya que es importante que estos mejoren su atención, servicio y alcance. El sobre endeudamiento es un alto riesgo socioeconómico y puede aumentar los niveles de pobreza.
  3. En Educación, el reto es reducir casi el 60% de brecha digital y asegurar la formación de la generación actual para los próximos 5 años.
  4. Además, fomentar la construcción de una sociedad participativa, inclusiva y dinámica a través de escuelas de ciudadanía. Además, el reto está en desarrollar nuevas metodologías de teleducación.
  5. Establecer estrategias de migración sostenibles y humanas.
  6. Fomentar más redes de protección para sostener una ciudadanía agotada por la crisis social y económica. El desafío es contener los altos índices de suicidios. Estrategias para dar mayor estabilidad psicológica que permita a nuestros ciudadanos y ciudadanas estar más estables psicológicamente para afrontar la crisis.
  7. Humanizar la tecnología en un entorno globalizado y advocado en esta era tecnología.

Estas estrategias proponen trabajarlas en conjunto, con el gobierno nacional y local, la iglesia, las empresas, la academia, organismos e instituciones sin fines de lucro, en fin, hacen un llamado a “generar redes, vincularnos unos con otros a generar y promover compasión y solidaridad, un país sin esperanza, es un país que está muriendo y Ecuador, tenemos la experiencia de generar movimientos de esperanza, el terremoto es el ejemplo más claro, porque para recuperarse de esta crisis podrían pasar muchos años”, según comenta P. José García, secretario ejecutivo de Cáritas Ecuador.

De la misma manera Mons. Hermenegildo Torres, presidente de Cáritas Ecuador, nos invita a encontrar salidas y estrechar puentes con las instituciones locales y nacionales para responder de mejor manera a las necesidades de tantas personas. Además se refirió a Cáritas como el rostro misericordioso de la Iglesia, por lo tanto el rostro misericordioso de Dios y en ese sentido manifestó de sobremanera la alegría de que en enero de 2021 Cáritas cumpla 60 años, de caminar y de lucha, buscando estar cerca de quienes más nos necesitan «pese a que han pasado muchos años, aún queda mucho por hacer, ya vemos que la realidad hoy por hoy es muy desafiante y como Cáritas estaremos ahí para responder, por eso les invito y animo a todos para mantenernos unidos».

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: