Una comisión de Cáritas Internationalis y de Cáritas América Latina, recorrieron varias comunidades de Manabí, afectadas por el terremoto del 16 de abril del año 2016. La visita la lideró José Magallanes, de Cáritas Internationalis de Roma, quien en compañía de Cáritas Ecuador, destaco que el “plan busca que las familias damnificadas recuperen sus condiciones de vida digna e inicien un proceso comunitario de reconstitución social-social-afectiva-económica-espiritual con enfoque de Desarrollo Humano Integral y Solidario”.

Conversamos con José Magallanes, para conocer sus apreciaciones de la visita que realizo a las comunidades y constatar la labor del área de emergencia de Cáritas Ecuador, en la zona de lo ocurrido.

¿Cuál es el sentir de usted al estar en territorio en contacto con las familias beneficiadas de la ayuda de Caritas Internationalis?
Muchas gracias saludos a todos, fue una satisfacción grande estar aquí, porque vivimos en Roma y desde lejos acompañado la situación buscando entender los procesos, pues ahora que hemos estamos en contacto con las familias vemos como se han organizado para superar sus dificultades, ha sido un placer grande estar con ellos y ellas. Desde hace seis meses tenía planificado visitar a las familias y gracias a Dios estoy aquí.

¿Ustedes han hecho un recorrido por las diferentes comunidades, que sensación tienen?

La sensación de familia, la gente es como una gran familia y este proceso de ayudarse los unos con los otros crea un sentido de solidaridad súper fuerte.

Caritas Internationalis, tiene experiencia en ayuda humanitaria, por favor nos recuerda como fue la ayuda para Cáritas Ecuador?
La Caritas Internationalis, como usted sabe es una red y hay que tener dos miradas importantísimas para crear la solidaridad: la primera la transformación de las estructuras injustas que cada vez oprime la vida de los pueblos sobre todo en América Latina, así como trabajar por la dignidad de las personas para que siempre sean respetadas; y la otra mirada la ayuda humanitaria solidaria cuando acontece una situación difícil como lo que pasó en el Ecuador, en ese sentido se hace una llamada de emergencia internacional para que todas las Cáritas se sensibilicen y ayuden a ese país que está en dificultades.

No son solo las Cáritas que están en Europa, las Cáritas de América Latina y el Caribe, siempre están atentas a estas situaciones y muchas de ellas colaboraron y enviaron su solidaridad al Ecuador.

La forma de organización es fantástica y la manera como vence sus dificultades, esa es la esencia de todo nuestro trabajo.

¿La organización juega un papel importante en este tipo de emergencias y ustedes que han estado en territorio que nos puede decir?

La situación es siempre muy difícil porque este tipo de desastres afectan a los más desprotegidos, esta es la realidad. Un huracán que pasa por el caribe destruye poblaciones y este mismo huracán que transita por otras partes desarrolladas de Estados Unidos es diferente. El terremoto que aconteció en Haití afecto a más de doscientas cincuenta mil personas, es decir cuanto más vulnerable es un país, más difícil es soportar los impactes de una gran desastre. Nuestro gran sueño es que todas las familias tengan sus casas protegida, sus medios de vida, sus modos de superar estas dificultades y no sufrir tanto con el impacto de emergencia, es difícil pero no imposible.

¿Cuál es el llamado para la población cuando se dan este tipo de emergencias?

Las comunidades deben estar organizadas. Organizar significa conocer sus limitaciones, proteger el media ambiente, el agua, la tierra, cuidar bien de sus medios de vida, protegerse, esta es la mejor manera se soportar los impactos.

Aquí en ecuador por ejemplo fueron 74 comunidades donde Cáritas locales y nacionales está trabajando, nosotros visitamos 4 comunidades es suficiente para entender la magnitud de esta solidaridad, imagínese 74 comunidades reunidas y cuanto se puede lograr, y eso se debe a la organización comunitaria”.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: