El pasado sábado 23 de junio del 2018 como parte de las acciones de la semana de acción global en favor de migrantes y refugiados se realizó una mesa compartida en la parroquia San Ignacio de Loyola – Solanda en la ciudad de Quito. Contamos con la participación de hermanos y hermanas de Venezuela, de Colombia y de Ecuador quienes con entusiasmo, alegría y mucha esperanza compartieron un momento de integración.El evento estuvo a cargo de la Pastoral de Movilidad Humana de Cáritas Ecuador en conjunto con las hermanas a cargo de la parroquia, quienes con mucho entusiasmo prepararon una tarde llena de risas, música, comida, momentos y sobre todo acogida.

El evento dio inicio a las 14:30 con la presencia de dos delegadas del Ministerio de Salud Pública del Ecuador quienes realizaron exámenes gratuitos de VIH y Sífilis a quienes se encontraban en el lugar, esto como parte de la campaña “Ecuador libre de VIH” que el ministerio lleva a cabo. Acto seguido se realizó un pequeño compartir de experiencias y de vivencias en Ecuador que los y las participantes compartieron voluntariamente y para cerrar con broche de oro, se preparó la mesa compartida en la cual pudimos apreciar una serie de platos típicos tanto de Ecuador como de Venezuela y de Colombia.

El evento se desarrolló en el marco de la Semana de Acción Global propuesta por el Papa Francisco como parte de la campaña Compartiendo el Viaje, en el que se nos manifiesta que  como comunidades de la Iglesia y como creyentes que nos conmovemos a diario ante el drama de las migraciones, nos sentimos interpelados por la llamada del Papa Francisco a “compartir el viaje” en el marco de la campaña global liderada por Cáritas en todo el mundo.

Durante esta Semana de Acción Mundial de la Campaña, queremos ser testigos activos como comunidades acogedoras y fraternas de ese «espíritu de encuentro» al que se nos invita, para reunirnos junto a todos los hermanos que viven entre nosotros en torno a una mesa para dar gracias a Dios y compartir el pan.

Con este pequeño acto hacemos un llamado a Acoger- Proteger-Promover e Integrar a migrantes y refugiados, a compartir con ellos, a abrir nuestros brazos y nuestros corazones para  compartir el viaje juntos, y de esta manera enriquecernos mutuamente logrando que su estadía en nuestro país sea una luz de esperanza y un soplo de alegría, promoviendo siempre una cultura del encuentro.

 

 

 

 

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: