Hermana Arizete Miranda, miembro del Equipo Misionero Itinerante Panamazónico

Hermana Arizete Miranda, miembro del Equipo Misionero Itinerante Panamazónico

La Iglesia en Ecuador asume el reto de defender con compromiso y coherencia la Amazonia. En el encuentro amazónico de Puyo, y echando de menos la presencia de indígenas en los paneles, se han escuchado reflexiones y propuestas que ilustran la gran diversidad y riqueza eclesiales de experiencias en la defensa de la Amazonía y la cultura de los pueblos indígenas.

Durante este día, los 140 participantes en el Encuentro, de los cinco países panamazónicos y otros invitados especiales de la iglesia de España, Italia, Alemania, vibramos con las experiencias de vida que nos trajeron: la Hermana Arizete Miranda, integrante del Equipo Itinerante Panamazónica, que nos invitó a “corazonar” (hacerle actuar al corazón) la Amazonía para poderla defender y encontrar la misión en la unión en integración de todos los esfuerzos de la Iglesia; Luis Ventura, misionero de la Consolata, que nos habló de una lucha de 30 años de resistencia indígena en Raposa Do Sol en Brasil, a la que llama un “ejemplo de dignidad”, que ha logrado la recuperación de las tierras a través de la organización y el movimiento del pueblo indígena, que ha sido acompañado siempre por los misioneros; Mario Melo, nos cuenta sobre el caso Sarayaku que ha llegado hasta la Corte Interamericana siendo emblemática en la lucha de los pueblos indígenas en el Ecuador.

Se ha subrayado la necesidad de que todos estos esfuerzos, aparentemente débiles si los comparamos con los enormes intereses económicos en juego, se articulen en una red bien coordinada y panamazónica, en la que la Iglesia asuma su papel desde la libertad que nos da una fe en Cristo libre y respetuoso con el don de la creación.

Padre Juan Bottaso, Universidad Politécnica Salesiana

Padre Juan Bottaso, Universidad Politécnica Salesiana

“Podemos hacer muchas cosas, pero una de las más importantes es ayudar a la gente a que valore lo que son, a que recuperen el orgullo de ser indígenas” dijo de forma enfática el Padre Juan Bottaso, de la Universidad Politécnica Salesiana, al acotar que esto lo debemos hacer (como iglesia) retribuyendo  lo que también la Iglesia hemos contribuido a quitar a estos pueblos.

“Son culturas maravillosas, que han creado mitologías preciosas en este espacio del planeta, de la Amazonía. No es fácil creer que esto es  posible. Pero nosotros creemos que de la cruz y la debilidad sale una fuerza imposible. Y esa es la esperanza de estos pueblos, la que ha movido a tantos creyentes y comunidades religiosas, la que quiere ahora mover al conjunto de la Iglesia ecuatoriana”, planteó Bottaso.

El día se cierra con una celebración eucarística y un conversatorio sobre las experiencias de vida en la Amazonía, liderado por Txarly Azcona, representante de la Zona Oriente de Cáritas.

El día de mañana se realizarán 8 talleres de trabajo para, a partir del trabajo en grupos, plantear perspectivas futuras del fortalecimiento y construcción de una Red Eclesial Panamazónica.

Síguenos en: