En este 18 de diciembre, Día internacional del Migrante, queremos devolver voz y rostro a cada una de estas personas, reivindicar su derecho a desear y buscar mejores condiciones de vida y celebrar su valentía por dejarlo todo y apostar por una realidad mejor.
Su esfuerzo y vitalidad nos llaman a construir un mundo diferente, donde se respeten los derechos humanos y las diversidades culturales y se practiquen la justicia social, la hospitalidad y la paz.

Descarga la DECLARACIÓN aquí.

¡ECUADOR: SOMOS UN PAÍS SIN PREJUICIOS, DE BRAZOS ABIERTOS!

foto nota DM

Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: