La dura realidad que viven las y los colombianos que por diversas razones vienen a buscar una nueva viva en Ecuador motivó a que dos voluntarias de Cáritas Ecuador realizaran una investigación a fondo sobre las condiciones en que viven las y los refugiados, una vez pasada la frontera.

La Pastoral Social Cáritas Ecuador (PSCE) y su departamento de Movilidad Humana, y dentro de las acciones del proyecto “Asistencia Jurídica y Psicosocial para refugiados colombianos en  el norte de Ecuador”, trabaja en la construcción de una “síntesis cultural” que se convierta en una herramienta útil para que la población migrante –en su mayoría colombiana– se integre y contribuya a la vida social ecuatoriana, conviviendo sin exclusión y dignamente. Así nace “La situación socio-económica de la población migrante colombiana en las ciudades de Tulcán e Ibarra”, título de la investigación que ponemos aquí a consideración. He aquí el contexto que enmarcó el presente estudio.

La discriminación que sufren las y los migrantes se ha convertido en una barrera. También ignoran las leyes ecuatorianas, siendo víctimas de engaños y equivocaciones, haciendo más difícil adquirir el amparo estatal. Además, y aunque hay varias organizaciones de apoyo, son pocas las que brindan ayuda a personas indocumentadas o a quienes les han negado la categoría de refugio. Adicionalmente, se comprobó que Tulcán e Ibarra no son ciudades de paso, como se presumía, sino que hay un número significativo de migrantes que se quedan a residir allí en forma irregular, con grandes dificultades de integración laboral.

Esta última es una de las razones por la que la presente investigación se centra en entrevistas con personas indocumentadas, seleccionando a 50 de ellas en cada ciudad. El cuestionario que se les presentó permite captar datos cuantitativos y cualitativos que generan un cuadro claro de su realidad. Las entrevistas a empresarios tuvieron el fin de determinar qué conocimientos tienen éstos sobre derechos laborales de las y los migrantes. Entrevistas también fueron realizadas en centros de tolerancia con el propósito de conocer la realidad migrante femenina.

Queda a consideración de la ciudadanía ecuatoriana un trabajo investigativo inédito, que revela una realidad dura, necesaria de ser conocida e intervenida a fondo por un Ecuador que  da acogida a más de 160.000 hermanas y hermanos de Colombia. Las y los migrantes refugiados y las y los irregulares ya forman parte de nuestra nación.  Este trabajo ayudará a visibilizar y sensibilizar, a formar empatía con hermanas y hermanos que aquí expresan su situación, sus anhelos, sus dificultades y frustraciones, sus sueños y sus esfuerzos. La Pastoral Social Cáritas Ecuador espera contribuir de manera eficaz para mejorar las condiciones de vida de nuestras hermanas y hermanos colombianos que han tenido que abandonar su país. Cáritas asume el reto que lanza el Papa Francisco: “Los migrantes me plantean un desafío particular por ser Pastor de una Iglesia sin fronteras que se siente madre de todos”.

Entérate de más descargando los siguientes documentos:

Informe ejecutivo.

Investigación.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: