Con este nombre, pronto será estrenada esta película colombiana, dirigida por Ciro Guerra y producida por Cristina Gallego. La película está dedicada a la selva amazónica. Colombia cuenta con más de 483.000 kilómetros cuadrados de selva (casi el doble de la extensión de nuestro Ecuador) y en la selva colombiana viven más de 200.000 personas, principalmente indígenas (son 178 los resguardos indígenas) y colonos.

La película dirigida por Guerra tiene un argumento ficticio pero anclado en la realidad: los diarios de los primeros expedicionarios extranjeros en la zona. Theodor Koch-Grumber (científico alemán que recorrió parte del Vaupés en 1911) y Richard Evan Schultes (biólogo norteamericano que estudió especies en el Alto Amazonas colombiano hacia 1941) investigaron especies animales y vegetales, y entraron en contacto con pueblos ancestrales que viven en la amazonía colombiana desde hace más de 3.000 años.

Ciro Guerra cuenta la historia de estos exploradores, los contactos que hicieron con los indígenas, el acercamiento a ellos, la traición y una especie de amistad que se formó entre un chamán de tribu y los dos científicos. El afán de los dos extranjeros era encontrar medicinas para sus males. Schultes terminó convirtiéndose en un experto en plantas psicotrópicas.

el-abrazo-de-la-serpiente-contagio-radioLo más interesante de la película es el enfoque cultural del director: mostrar la historia desde el punto de vista de los indígenas y no de los exploradores.

La productora de la película, Cristina Gallegos, insiste en que la mirada del mundo está puesta en la gran cuenca amazónica: “Los ojos del mundo están puestos en la Amazonía, por su riqueza natural, pero debajo de todo ese inmenso verde hay conocimiento, ciencia, una visión del mundo que busca el equilibrio. También hay historias de sangre y dolor que llevaron al exterminio de muchas lenguas, comunidades, culturas, creencias. Tan dura ha sido la historia amazónica para el indígena que la respuesta ha sido el silencio; en el fondo lo que nos interesa de esta película es dar un espacio, una voz a quien no la ha tenido”.

La región amazónica, que abarca a nueve países de América del Sur, tiene problemas similares: en Colombia: las culturas indígenas sufren el acoso de la minería, la deforestación, la contaminación de las aguas servidas y la prospección y explotación petrolera. La situación actual se empeora en el Vaupés, departamento en donde se filmó “El abrazo de la serpiente” con la presencia de grupos armados irregulares (guerrilla, paramilitares y narcotraficantes) que aprovechan la ausencia estatal e imponen su violenta ley. Sus 42.000 habitantes, en su gran mayoría indígenas, han tenido que salir de la zona o internarse en lo profundo de la selva.

La película se convierte en una excelente oportunidad para comparar dos cosmovisiones, dos culturas, dos mundos en conflicto. Además, la similitud de los problemas con los habitantes de la Amazonía ecuatoriana son grandes. La vida está amenazada en toda la cuenca amazónica, y nuestro deber es custodiarla y hacer respetar los derechos de sus habitantes.

La REPAM (Red Eclesial Pan Amazónica) ha venido denunciando y sensibilizando a la región sobre los múltiples problemas que amenazan con terminar la vida de pueblos ancestrales que han sido durante muchos siglos los verdaderos guardianes del don divino. Ver esta película será una excelente oportunidad para acercarnos y mirar con objetividad qué es lo que está sucediendo en la Pan Amazonía, y qué podemos hacer nosotras y nosotros, como cristianos, como custodios de la vida.

Fuente: contagioradio, Litza Alarcón/Lizzeth Acosta

CategoryREPAM
Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: