El fuerte invierno que atraviesa la provincia de Zamora Chinchipe afecta a decenas de familias que viven en las orillas de los ríos: Zamora, Yacuambi y Nangaritza.

El desbordamiento de estos ríos provocó la pérdida de cultivos, de siembra de varios productos de la zona y de animales de crianza menor. Así mismo, las casas se inundaron y los postes de fluido eléctrico sufrieron daños, por lo que las fuertes lluvias aumentan el nivel de los ríos y quebradas, dejando casas y terrenos inundados.

El padre Salvador Calva, del cantón Paquisha, conversó con Manuel Muñoz, uno de las personas afectadas por las inundaciones, él es agricultor de la zona y vive cerca del río Nangaritza, aquí su testimonio.

«Estamos cuidándonos, quedándonos en casa y también la pandemia nos afecta en lo económico. Empezamos el mes de mayo con aguas y el viernes 7, la naturaleza se puso furiosa y el río Nangaritza salió de su cauce, teníamos la huerta cerca de la orilla del río y todo se perdió. El río subió a una altura de un metro sesenta y cinco centímetros en uno de los casos y en otros a dos metros. Se perdió sembríos de maíz, cacao y café».

En este tiempo de emergencia sanitaria, los pobladores de las zonas afectadas por las inundaciones, esperan la ayuda del gobierno nacional, provincial y los Gads locales, toda vez que con el desborde de los ríos sus cultivos se perdieron.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: