Desde Cáritas, la respuesta que ha dado la Iglesia en esta emergencia a los sectores vulnerables, continuará en esta segunda fase, señala el P. Juan Carlos Flores director de Cáritas Ibarra, quien destaca que la solidaridad, la ayuda y el compartir, serán temas prioritarios en la pos pandemia.

El P. Juan Carlos Flores, remarca que la solidaridad en esta pandemia se va reforzando, pues compartir desde nuestra realidad eclesiástica y cristiana, no es más que partir de un hecho fundamental que es la fe.

En estos tiempos a través de los párrocos, se ha llegado a grupos sensibles donde las necesidades son urgentes y vamos acompañando en lo que se puede. Llegar donde nadie llega, ahí se siente ser Iglesia y comunidad.

La población a la que hemos asistido y seguiremos ayudando son: Asilo de ancianos, centro del adulto mayor del día, población migrante, local y parroquias que son personas vulnerables que necesitan atención en estos momentos difíciles que atraviesa no solo el país sino el mundo con la pandemia que cambio la vida de millones de personas.

El trabajo se coordina con los párrocos, algunas Cáritas parroquiales, voluntarios y el personal de la pastoral social, quienes se encargan de preparar los kits de alimentos y entregar la ayuda humanitaria en los diversos lugares designados.

«Durante este tiempo de cuarentena sean han vivido momentos de aprendizajes en diferentes aspectos», manifiesta el P. Juan Carlos Flores, quien agrega que esta pandemia ha golpeado a todos y su economía se ha perjudicado.

«Debemos mantener el espíritu en alto, la confianza en Dios que saldremos adelante y tomar en cuenta que si podemos ayudar y contribuir con un granito de arena a las personas más necesitadas hagámoslo», finaliza el P. Juan Carlos Flores, director de Cáritas Ibarra.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: