Las fuertes lluvias que viene soportando la provincia de Morona Santiago desde hace varias semanas, provoco el desbordamiento y crecida del río Upano, afectando a decenas de moradores que viven en las riberas del río.

Alrededor de 100 familias son las afectadas por la crecida del río, y que se encuentran ubicadas en las comunidades: Playas de San Luis, La Quinta Cooperativa y Santa María de Junas, menciona Mauricio Delgado, ecónomo del Vicariato Apostólico de Méndez.

Las comunidades que están asentadas en las riberas del río Upano son las más afectadas, señala Mauricio Delgado, quien destaca que hay casas destrozadas y pérdida de cultivos, pues la mayoría se dedica a la agricultura, treinta de esas familias fueron evacuadas a albergues provisionales como son: El estadio Tito Navarrete, así como en las casas de familiares y amigos.

Cáritas Macas, está levantando información en la Parroquia Sinaí donde vive la mayoría de la población perjudicada, para ir en ayuda de las personas damnificadas, y llegar en las próximas horas con alimentos, artículos de aseo personal y vituallas.
Producto de la crecida del río Upano y la fuerza del agua, arrastro todo a su paso destruyendo la estructura del puente sobre el río y la calzada de la vía. El Comité de Operaciones de Emergencia Provincial sesionó para determinar las acciones preventivas y correctivas que permitan recuperar la conectividad entre las provincias de Morona Santiago y Pastaza.

La primera acción es la colocación de un puente Bailey para recuperar la comunicación entre las dos provincias Morona Santiago y Pastaza. La segunda labor es la utilización del mismo material del río para la reparación de la vía en un tiempo estimado de 7 días un carril y en 15 días los dos carriles.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: