Un terremoto de 7.2 en la escala de Richter, golpeó a Haití el pasado sábado 14 de agosto, dejando hasta el momento 1.297 muertos e incalculables daños materiales. El epicentro del sismo se registró en la comuna de Petit Trou de Nippes.

La región sur del país es la más afectada, en los departamentos Grande-Anse / Diócesis de Jérémie, el departamento de Sud / Diócesis de Cayes y el departamento de Nippes / Diócesis Anse-à-Veau / Miragoane. Así lo informó el equipo de Cáritas Haití, quienes se encuentran en primera línea en esta lamentable tragedia, además se encuentran realizando un seguimiento de los daños registrados en los departamentos afectados por el terremoto, e informan que el 60% de la población de las zonas donde se registró el terremoto, están gravemente afectadas.

En el departamento del Sur, Diócesis de Cayes, los daños materiales son los siguientes: 50 casas destruidas, 20 gravemente dañadas, hoteles, servicios funerarios, casas de negocios y empresas. Las carreteras están profundamente agrietadas. En Port-a-Piment, la carretera a Labei está aislada del resto del departamento e inaccesible para los vehículos. Varias estructuras de la Iglesia Católica de la Diócesis de Cayes se ven profundamente afectadas por este terremoto. Al menos 80 muertes confirmadas, dispensarios médicos colapsados, así como el Ayuntamiento y la Comisaría de Cavaillon.

En el Departamento de Grande-Anse, Diócesis de Jérémie, las comunas afectadas son: Jérémie, Pestel, Corail, Iles Cayemites y Beaumont. Cerca de 469 casas destruidas, 1.687 severamente dañadas, 400 familias afectadas, 100 muertos y 132 personas heridas.

Las zonas afectadas en el departamento de Nippes, Diócesis de Anse-à-Veau Miragoane, suman 11 comunas donde se registran: 827 casas destruidas y 723 severamente dañadas,1.853 familias afectadas, 44 muertos y 281 personas heridas.

El Gobierno ha declarado el «estado de emergencia» durante un mes. Toda la red de Cáritas Haití, especialmente el equipo de emergencia y los jefes de las oficinas diocesanas participan en diversas reuniones que se realizan en los Centros Departamentales de Operaciones de Emergencia (COUD).

Cáritas está participando en los distintos espacios de coordinación a nivel de los tres departamentos afectados por el terremoto. Además, se activó el plan nacional de gestión de riesgos para ayudar a la población afectada.

Ante esta emergencia nacional que está viviendo Haití, las necesidades más urgentes para la población son las siguientes, según Cáritas Haití:

  • Víveres no perecibles
  • Agua
  • Tiendas de campaña y lonas
  • Linternas
  • Botas
  • Limpieza de carreteras (TPTC)
  • Recarga de copia de seguridad
  • Ropa y mantas
  • Personal médico
  • Grupos de rescatistas
  • Kits de higiene
  • Familias que brinden acogida
  • Terrenos de espacio abierto para refugios temporales
  • Equipo de primeros auxilios (medicamentos y botiquines de primeros auxilios)
  • Combustible
  • Vehículos o motocicletas

Desde Cáritas Ecuador NO es posible enviar donaciones en especie o materiales, por lo que quienes desean realizar una donación solidaria con el pueblo haitiano:

Haz tu donación ahora

Cáritas Ecuador, está en constante comunicación con Cáritas Haití y toda la Red de Cáritas de América Latina y el Caribe, todo este contingente se encuentra activado para apoyar y atender la emergencia por el terremoto.

De la misma manera, nos solidarizamos profundamente con el pueblo haitiano, quienes han sufrido varios acontecimientos devastadores durante los últimos tiempos. Nuestra solidaridad infinita con su pueblo.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: