El “Colectivo Eliminen los Mecheros y Enciendan la Vida” que aglutina a la Pastoral Social Cáritas Aguarico, Clínica Ambiental, la Unión de Afectados y Afectadas por la Operaciones Petroleras de Texaco UDAPT, Acción Ecológica, Federación de Mujeres de Sucumbíos, Radio Sucumbíos y la Pastoral Social Cáritas Sucumbíos, exigen que se cumpla la sentencia que emitió la Corte de Justicia de Sucumbíos para que se apaguen los mecheros.

¡Apaguen los mecheros, enciendan la vida!, ¡Ya no más muertes por cáncer¡, ¡Exigimos la eliminación de los mecheros!, son algunas de las consignas y demandas que se escucho este 24 de marzo frente al Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables, donde los representantes de las comunidades afectadas por la contaminación se reunieron para exigir que este ministerio acate la sentencia que dictaminó la Corte de Sucumbíos para que se apaguen los mecheros.

Las comunidades afectadas por la presencia de los mecheros en las provincias de Sucumbíos y Orellana, así como las niñas accionantes que presentaron la acción de protección, y los Vicariatos Apostólicos de Aguarico y Sucumbíos, participaron del plantón por la vida, y  se manifestaron frente a la Secretaría de Estado reclamando su derecho a vivir sin contaminación.

Durante el plantón, se escucharon varios testimonios de las personas afectadas por los mecheros de la muerte, quienes coincidieron que la salud es uno de temas que más está afectando a los habitantes de las comunidades, que a diario soportan la quema de gas.

Es así que, la Asociación de Campesinos 24 de agosto de la Parroquia Tarracoa en la provincia de Orellana, dijo que “están presentes para luchar y defender la vida de los niños, niñas y ancianos, todos los días soportan problemas de contaminación por lo que exigen que se apaguen los mecheros, tenemos el derecho a vivir como personas, ya no queremos más muerte por cáncer”.

Pablo Fajardo, abogado de la parte de demandante, recordó que son 447 mecheros que existen en la Amazonía que combustionan y vulneran los derechos de la naturaleza día y noche. “Son seis meses de espera, desde que se dictó la sentencia y hasta la fecha no hay ninguna acción real para que se cumpla con el veredicto, hay una arrogancia y prepotencia del Ministerio y de las empresas operadoras para no cumplir con esta obligación constitucional, por eso estamos aquí para exigir junto a las 9 niñas para que respeten los derechos de nuestra amazonia y la de los pueblos originarios”.

Según estudios realizados, en las comunidades donde están asentados los mecheros, existen casos de cáncer donde el 72% de estos son en mujeres.

Eddy Cortés, morador de la Comunidad Morán Valverde de la parroquia San Carlos de la Provincia de Sucumbíos, que estuvo en el plantón por la vida y que vive a 250 metros de los mecheros, enfatizo “que él y su familia viven a diario la contaminación y los daños ambientales que causa Petroecuador”.

Lola Piyahuaje, vicepresidenta de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (CONFENIAE), que acompaño al plantón, dijo que es el momento de exigir al gobierno nacional la “remediación ambiental para que desaparezcan los mecheros, la lucha no solo es de los pueblos y nacionalidades, la lucha es de todo el pueblo ecuatoriano, el gobierno tiene que ser parte de este proceso, porque nosotros defendemos la naturaleza, por lo que es necesario formar comisiones y hacernos escuchar en los diferentes ministerios para exigir nuestros derechos vulnerados”.

 

La Iglesia también estuvo presente en el plantón por la vida, ella acompaña los procesos de incidencia política para defender los derechos humanos en Aguarico y Sucumbíos. Para el Hno. Txarly Azcona, responsable de Cáritas Aguarico, esta manifestación es para exigir al Ministerio de Energía que acate la sentencia, al Ministerio del Ambiente para que cumpla con su obligación, y a la Defensoría del Pueblo para que elabore los informes de como avanza la sentencia y a la Asamblea para que realice la fiscalización”.

Los mecheros encendidos provocan la contaminación del agua, del aire y Ecuador tiene uno de los niveles más altos de cáncer en el mundo, sostiene Txarly, quien reitera que se esta “haciendo una explotación irresponsable, atentando contra los derechos de la salud, del ambiente y de la naturaleza, no puede haber desarrollo con la muerte y la sangre de los pueblos de Orellana y Sucumbíos”.

Con esta canción, las comunidades se manifestaron frente al Ministerio de Energía y Recursos Naturales No renovables, les compartimos la siguiente estrofa:  “No más mecheros, sáquenlos de aquí, la Amazonía hoy les dice así: que dañan el medio ambiente y la biodiversidad el agua la contaminan y vienen la enfermedad “

«Yo vivo en el barrio Sol de Oriente, acá en Joya de los Sachas a 300 metros de un mechero y nuestra lucha diaria es contra el cáncer, enfermedad que contraje a causa de la presencia de los mecheros de la muerte. Vecinos, estudiantes, madres de familia y profesores de la Unidad Educativa Oscar Arnulfo Romero, han perdido su batalla, por culpa de estos mecheros. Vivir con cáncer es bien difícil porque en la Amazonía no hay hospitales con especialistas, seguiré apoyando a mi hija hasta las últimas consecuencias», Carmen Samaniego.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: