Cáritas Conmemora el Día Internacional de la Mujer

Como un gesto de reconocimiento al valor fundamental de la Mujer en el mundo, Cáritas Zona Bolivariana, realiza una misa en su honor

La mujer tiene un papel fundamental en la sociedad y vaya a ella su reconocimiento como ejemplo de Fe, constancia, compromiso y solidaridad.

“Dios nos dejó a María como ejemplo”, así manifestó durante su Homilía, Mons. Richard Alarcón, Presidente de la Cáritas del Perú.

El Origen de esta conmemoración es Dinamarca, y En 1977, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el 8 de marzo como Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional. Pues, rememora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.

Este tiene como antecedente los hechos que sucedieron un 08 de marzo de  1908, cuando murieron calcinadas 146 mujeres trabajadoras de la fábrica textil Cotton de Nueva York en un incendio provocado por las bombas incendiarías que les lanzaron ante la negativa de abandonar el encierro en el que protestaban por los bajos salarios y las infames condiciones de trabajo que padecían. También se reconoce como antecedente a las manifestaciones protagonizadas por obreras textiles el 8 de marzo de 1957, también en Nueva York.

Aún falta mucho por hacer, sin embargo, son muchos los derechos que se han reconocido en el mundo, la constancia por la equidad ha sido constante y son muchos los países que así lo reconocen.

“No es solo conmemorar el Día de la Mujer, es un reconocimiento a la participación de la mujer en instancia manejadas por los Hombres, pues juntos han contribuido en la construcción de los países, la construcción de nuevas instituciones y por supuesto en la construcción de Cáritas”, además, Debemos luchar por un mundo más Justo, donde hombres y mujeres seamos considerados iguales”, así manifestó Janeth Márquez, coordinadora de la Zona Bolivariana.

A la mujer se la ha dado el Don de la Maternidad y el compromiso de proteger, educar y reproducir nuevos hombres y mujeres en pro de una humanidad más justa, fraterna y humana, en el marco de la familia cristiana. A lo largo de la historia, al presentar el valor fundamental de la mujer durante los tiempos de Jesús, tenemos grandes mujeres como María su madre, seguida por María Magdalena y María la Hermana de Martha, quienes lo acompañaron en todo momento dándole fortaleza para continuar con su misión. Pero hubo otras mujeres antecesoras que han ejercido un papel primordial en la historia religiosa y estás se destacan en el antiguo testamento, tales como: Tamar, Débora, Ya´el, Rajab, Betsabé, Noemí y Rut, a pesar de que eran tiempos donde el hombre ejercía un fuerte dominio hacia la mujer, considerándola de su propiedad, estos fueron capaces de levantar su voz y expresarse. En la actualidad tenemos testimonios de religiosas como la Madre Teresa de Calcuta, la Madre María de San José, y de otras heroínas, que no han sido religiosas, pero gracias a su contribución se han alcanzado grandes logros que reivindican a la mujer.

Desde Cáritas, se invita a todas las mujeres del mundo a continuar, a seguir adelante y continuar con esa hermosa labor para la que hemos sido elegidas.

Fuente: Flor Piñango, Prensa Cáritas de Venezuela

Fotografías: Cáritas Perú

No hay comentarios

Agregar comentario