Aunque este Informe se publicó en  el 2013, apenas ahora comienza a tener validez, a ser estudiado y valorado. En un hecho inusual, la ONU comunicó al mundo sus conclusiones sobre la situación alimentaria en el mundo. La relación producción alimentaria-comercialización-consumo es mirada por la ONU en forma diferente a lo que la “ley de comercio” manda: hay que abandonar urgentemente el monocultivo, los métodos químicos intensivos de abono y control de plagas, las modificaciones genéticas y otras malas prácticas “científicas”, sumamente eficientes ahora pero letales para el mañana de la humanidad.

El Informe, ignorado por tres años, aboga ahora por el regreso a un sistema de producción agrario ‘…más sostenible, natural y orgánico’ La gran mayoría de las Pastorales Sociales Cáritas de América Latina trabajan, desde hace varios años, precisamente en proyectos de Economía Social y Solidaria (ESS), impulsando emprendimientos agrícolas con este enfoque agroecológico al que nos pide regresar la ONU.

En la Pastoral Social Cáritas Ecuador vamos por buen camino, apoyando, capacitando a comunidades de campesinas y campesinos de la Sierra y la Costa ecuatoriana, incidiendo en su producción agrícola con métodos sostenibles y amigables con el ambiente; los programas de la ESS de Cáritas también apoyan la formación de cooperativas y alianzas comunitarias para que asuman la comercialización de sus frutos agrícolas, abriendo y asistiendo a ferias y mercados, tendiendo puentes entre quienes producen sanamente y quienes quieren consumir sin entrar en la ley del mercado lucrativo.

Esa economía solidaria y social no solamente apoya la producción como tal, sino que además genera un proceso de desarrollo humano integral y solidario (DHIS) que forma mejores seres humanos, mejores personas, mejores cristianas y cristianos. He aquí la traducción de este corto pero contundente resumen del Informe de la ONU.mujer agricultura

“Informe de la ONU dice que única forma de alimentar al mundo es desde la pequeña agricultura orgánica. Por: Nick Meyer | AltHealthWORKS:

“A pesar de que  el gobierno de Estados Unidos sigue impulsando el uso de métodos de cultivo más químicamente intensivos y dominados por empresas como los organismos modificados genéticamente y cultivos basados en el monocultivo, las Organización de Naciones Unidas por primera  vez se muestra en contra y hace sonar la alarma sobre la urgente necesidad de retomar (y desarrollar) un sistema más sostenible, natural y orgánico.

Este fue el punto clave de una nueva publicación de la Comisión de las Naciones Unidas sobre comercio y desarrollo (UNCTAD) titulado “Comercio y medio ambiente, revisión 2013: despertar  antes que sea demasiado tarde,” que incluyó contribuciones de más de 60 expertos alrededor del mundo.

La cubierta del Informe se parece a la de una superproducción documental o película de Hollywood, y el carácter dramático del título no puede ser subestimado: ahora es el momento de volver a nuestras raíces de cultivo natural.

Los resultados en el Informe parecen hacer eco al de diciembre de 2010, Informe de la ONU de muchas maneras, que esencialmente dice “… agricultura orgánica y en pequeña escala es la respuesta para “alimentar al mundo,” no OMG y monocultivos”. Según el nuevo informe de la ONU, se necesitan grandes cambios en nuestros sistemas de alimentación, agricultura y comercio, acompañado todo esto con un cambio hacia los agricultores locales y sistemas de alimentación recomendados.

Diversidad de explotaciones, reducción del uso de fertilizantes y otros cambios son desesperadamente necesarios según el informe, que se destaca en este artículo del Instituto de Política Aagrícola y Comercial.

El Informe también expresa que las reglas del comercio mundial deberían reformarse para trabajar hacia estos principios, pero por desgracia se hace lo contrario y lo que buscan son tratados de mega-comercio como la propuesta Trans Pacific Partnership (TPP) y el comercio de Estados Unidos-Unión Europea y Asociación de inversión.

El Instituto señaló que estos tratados pendientes son “diseñados principalmente para fortalecer la mano de multinacionales corporativas y financieras en la economía global “… en lugar de la urgente necesidad de un cambio en la agricultura que se describe en el nuevo informe de la reflexión”.

Incluso la seguridad global puede estar  en juego, según el Informe, si los precios de los alimentos (y la especulación) siguen aumentando.

Esto implica un cambio rápido y significativo en los sistemas de producción convencionales, basados en el monocultivo y la producción industrial altamente externo-dependiente hacia mosaicos de sistemas de producción sostenible y regenerador que también mejora considerablemente la productividad de los pequeños agricultores”, concluye el informe.”produto-organico2

Si bien analizamos que las conclusiones del Informe son graves y que el S.O.S. es urgente y mundial, de cierta manera nos tranquiliza un poco saber que vamos, o mejor, que hemos ido por buen camino, pues varios años atrás vimos la necesidad de cambiar de modelo de gestión y, en el campo y la agricultura, hace rato miramos en otra dirección, en la de la solidaridad social, en la de la sostenibilidad, en el respeto al medio ambiente y el cuidado de la Casa Común.

Viniendo de la ONU, esta alerta, este llamado a una nueva forma de producción agrícola nos confirma en el camino de desarrollo que defendemos como Cáritas, como cristianas y cristianos, como Iglesia en salida, que construye un Reino desde abajo. El SOS está vigente… ¡Actuemos ahora!

Fuente: althealthworks.com

Enlace en inglés

Traducción: gentileza de Omaira Ospina. Subrayados del editor. Imágenes: www.desdelaplaza.com www.infobae.clom y brasil.miniagro.gob.cl

CategoryEconomía
Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: