fbpx

La acción de protección que presentaron nueve niñas de las provincias de Orellana y Sucumbíos en febrero de 2020, con el objetivo que se elimine la quema de gas en la industria petrolera como práctica cotidiana, tuvo al final un veredicto a favor de las niñas demandantes. Tras seis meses de espera, la Corte Provincial de Justicia de Sucumbíos notifica sentencia escrita para la eliminación de los mecheros en la Amazonía.

Recordemos: Nueve niñas amazónicas accionantes, apoyadas por su comunidad y por organizaciones de la sociedad civil,  presentaron una demanda de acción de protección al Ministerio de Energía y Recursos Naturales no Renovables y al Ministerio del Ambiente y Agua, por las afectaciones que los mecheros de gas causan sobre todo en la contaminación del agua, deterioro en la salud de las comunidades y la soberanía alimentaria, puesto que como efecto de este gas, la fauna del lugar se ve gravemente afectada.

El pasado 29 de julio la Corte Provincial de Justicia de Sucumbíos notificó la sentencia por escrito, la misma que permite avanzar con el proceso judicial y que se reconozca por parte del Estado la violación del derecho a vivir en un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, las graves afectaciones en la salud por parte de las accionantes y de sus comunidades, así como el reconocimiento de los derechos de la naturaleza.

En ese sentido, las reacciones por parte de las niñas accionantes, organizaciones ambientalistas y de los Vicariatos Apostólicos de Aguarico y Sucumbíos, quienes han acompañado este proceso,  por un lado generan alegría y por otro mucha preocupación.

Denisse Núñez de 13 años una de las niñas accionantes que vive en el Cantón Joya de los Sachas en la provincia de Orellana, muestra su alegría por el veredicto, “estoy feliz y agradecida con Dios, con mi madre y mi familia que me apoyaron para ser parte de esta noble causa, para que las futuras generaciones tengan esperanza de vivir en un ambiente sano y porque soy hija de una paciente con cáncer”. Sin embargo, Denisse también critica la sentencia de los jueces, cuando se da 9 años de plazo para que se eliminen los mecheros.

¡Apaguen los mecheros, enciendan la vida¡ fue el lema de la campaña que llevaron adelante no solo las niñas accionantes, sino también varios colectivos y organizaciones quienes defienden la vida en la Amazonía.

Pero ¿Qué implica este veredicto de la justicia?, Txarly Azcona, director de Cáritas Aguarico, mira con buenos ojos la sentencia notificada, destaca que el juez determina que el Estado es garante de la salud de los habitantes, derecho que esta vulnerado por la actividad extractiva y tiene que haber reparación. También da esperanza porque a nivel de la justicia se determina que hay violación por parte del Estado.  Así mismo, resalta que el juez acepto la acción de protección y dispone la eliminación gradual y progresiva de los mecheros que se encuentren junto a centros poblados y educativos en un plazo de 18 meses. “Pero, no estamos de acuerdo con la decisión del juez de dar un plazo muy extenso hasta el 2030 para que se eliminen todos los mecheros que se encuentran en las provincias amazónicas de Orellana y Sucumbíos”, menciona con preocupación Txarly Azcona.

Las organizaciones sociales y la comunidad de las dos provincias “vamos a estar vigilantes para que la sentencia se cumpla y la reparación sea integral, y que no quede solo en el papel, pues seríamos cómplices de la violación de los derechos humanos, por lo que es urgente que se eliminen los mecheros de la muerte”, enfatiza Txarly Azcona.

Para uno de los abogados defensores de las niñas accionantes, Xavier Solís, la notificación es importante para la comunidad. “Creemos que se ha dado un paso significativo para que los mecheros que causan contaminación y cáncer a las comunidades de Orellana y Sucumbíos sean reparados». El abogado señala que, alrededor de 200.000 habitantes que se encuentran en los cantones: Joya de los Sachas y Shushufindi están afectados por la contaminación.

Una de las reparaciones que está en la sentencia y que no estamos de acuerdo, es  el no obligar de manera inmediata apagar los mecheros, se da un plazo extenso y se considera que los mecheros que no se encuentren dentro de los centros poblados pueden hacerlo  en un plazo de hasta el año 2030 parar apagarlos, señala el abogado Solís.

Compartimos un resumen de la acción de protección que acepto la Corte Provincial de Justicia de Sucumbíos:

«Acepta esta acción de protección, por lo que declara que el Estado ecuatoriano ha desconocido el derecho que les asiste a las accionantes, a vivir en un ambiente sano y ecológicamente equilibrado; desatendiendo con la actividad contaminante, su derecho a la salud al no promover el uso de tecnologías ambientalmente limpias y de energías no contaminantes y de bajo impacto».

Dispone:

1.- El Ministerio de Energía y Recursos Naturales no Renovables, a través de la Secretaría de Hidrocarburos, conjuntamente con las empresas petroleras, procederá a la actualización del plan para la eliminación gradual y progresiva de los mecheros tradicionales que se utilizan para la quema de gas, siendo los que se encuentran en sitios aledaños a los centros poblados los primeros en retirarse, para lo cual se concede el plazo de 18 meses; respecto de los demás mecheros, se deberá proceder a su progresiva eliminación hasta diciembre del año 2030.

2.- El Ministerio de Energía y Recursos Naturales no Renovables, a través de la Secretaría de Hidrocarburos, podrán conferir estas autorizaciones para lugares apartados de los centros poblados cuando se presente nueva tecnología que reduzca la contaminación ambiental,

3.- El Ministerio del Ambiente, realizará un plan de monitoreo anual y para la verificación del restablecimiento de los ambientes naturales de los alrededores en donde se encuentran actualmente realizando la quema de gases a través de los denominados mecheros o antorchas, medida que se realizará de forma permanente, con el fin de tomar acciones precautelarías a favor de la Naturaleza.

El acompañamiento de la Iglesia ecuatoriana, en la defensa de la Casa Común y de la vida junto a las comunidades, ha ido de la mano con los Vicariatos Apostólicos de Sucumbíos, Aguarico y Cáritas Ecuador, quienes han apoyado y coreado ¡Apaguen los Mecheros, Enciendan la Vida! en diversos espacios. Hoy, podemos decir que se ha alcanzado un logro importante, pero estaremos vigilantes y pendientes de que esta sentencia se cumpla y que prime ante todo el derecho a la Vida de las comunidades y de la naturaleza.

  1. Muy buenas tardes estoy muy de acuerdo que hagan algo por el medio ambiente nos estamos matando nosotros mismos por no reclamar nuestros derechos felicitar a las nueve ñiñas que tuvieron el valor de hablar con el corazón roto por la perdida de sus familiares enfermos de cáncer

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: