fbpx

En la mañana del jueves 23 de septiembre, se realizó la ceremonia de reapertura de la casa de acogida “Virgen de la Merced” en Machala, que acoge a familias en situación de movilidad humana que llegan desde distintos puntos de Venezuela y también desde varias ciudades de Ecuador, cuyo propósito es cruzar la frontera sur con destino a Brasil, Perú y Chile.

En la actualidad, con la nueva infraestructura y la ampliación que se realizó, la casa tiene la capacidad de albergar a 24 personas, cuenta con ocho dormitorios, en cada habitación hay una litera y una cama para tres personas. Se cuenta con espacios como: cocina, comedor, lavandería, duchas y el servicio sanitario, menciona Marisol Delgado, técnica humanitaria de movilidad humana.

La casa de acogida “Virgen de la Merced” alberga a personas que están en situación de tránsito y con vocación de permanencia, pueden permanecer en la casa hasta 15 días. Se reciben familias cuya cabeza de hogar son mujeres y que por lo general tienen varios menores de edad a su cargo, están embarazadas o padecen alguna discapacidad.

Al ingresar las familias reciben charlas informativas y normas de convivencia, firman un acuerdo previo donde les explican el  funcionamiento y normas de la casa. Así mismo hay servicios complementarios que brinda el equipo de movilidad humana de la Pastoral Social Cáritas Machala como son: asistencia jurídica y psicosocial.

En cuanto a temas de salud, atención médica o prevención de violencia basada en género, la atención se articula con otras organizaciones. También se cuenta con un plan de salida, es decir cuando las familias deben abandonar la casa de acogida, para evitar que se presente una situación de calle. El plan consta de arriendo y alimentación, el mismo que se articula con otras organizaciones, pues el presupuesto es limitado y no se puede cubrir con todas las necesidades en esa línea, enfatiza Marisol Delgado.

Para la ampliación de la casa de acogida se recibió apoyo de la Embajada de Alemania, el fondo sirvió para agrandar el espacio físico y que pueda estar en condiciones dignas para las personas.  Se cuenta con un administrador y una persona que se encarga de la alimentación diaria y consiste en la elaboración de desayunos y meriendas.

Monseñor Ángel Polivio Sánchez, obispo de la Diócesis de Machala, ofició la eucaristía de reapertura de la casa de acogida, se contó con la presencia del equipo de movilidad humana de Cáritas Ecuador y Cáritas Machala, el representante de la Embajada de Alemania, Ralf Oetzel de la GIZ, también se dieron cita organizaciones de la cooperación internacional como: AVSI, Consejo Noruego, HIAS, ACNUR,  del sector público estuvo el Ministerio de Educación, Ministerio de Salud, Defensoría del Pueblo, personas en movilidad humana, familias de la casa, un representante de la organización de venezolanos “Los buenos somos Más” y un beneficiario que paso por la casa de acogida hace dos años, contó su testimonio, su sentir y ahora vive en Machala.

Porque fui forastero y me hospedaste Mt. 25

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: